Construido en 2019 por Kockums AB, el nuevo superyate catamarán puede alcanzar una velocidad máxima de 37.0 kn. Puede dormir hasta 10 invitados atendidos por un equipo de 10 tripulantes.

Nadie elige un Porsche para pasar desapercibido. Conocido por sus legendarios autos deportivos, la firma ha llevado su singular diseño a alta mar con un nuevo catamarán que rompe esquemas.

El futurista buque de 135 pies, que fue construido por el astillero Kockums en Suecia y presentado este año, es una creación de Royal Falcon Fleet y Porsche Design Studio, con sede en Singapur. Apodado el Royal Falcon One, la nave presenta un diseño multicasco único, productos del genio de los arquitectos navales de Incat Crowther. Este casco doble de aluminio goza de enorme de atractivo estético, pero es, sobretodo, sumamente funcional: su ancha manga garantiza un crucero eficiente, y mucho espacio.

Royal Falcon One, proyecto que tardó 10 años en hacerse realidad, cuenta con cinco amplias cabañas y puede acomodar hasta 10 invitados. Cuenta con dos motores diesel gemelos MTU 16V 4000 M93L de 4.600 caballos de fuerza e hidrojets gemelos Rolls-Royce KaMeWa. Puede atravesar los mares a una velocidad máxima de 35 nudos y tiene un alcance de 2.000 millas náuticas cuando navega, cómodamente, a 30 nudos.