Los precios del whisky no están bajando, así que no hay tiempo como el presente para invertir en algo que amas.

Por: Elin McCoy, columnista de Bloomberg BusinessWeek

 

Un apasionado coleccionista de whisky me dijo una vez que las maltas individuales son tan complejas como el jazz, ‘con una textura como el terciopelo’. ¿Quién no querría beber eso?

El número de estos aficionados está creciendo en todas partes, desde Manhattan hasta Ciudad Ho Chi Minh, y Lima, claro. “Los whiskis”, dice Chris Munro, de la casa de subastas Christie, “ofrecen un paisaje tan rico y complejo como el buen vino”.

whiskey

Si te gusta el whisky, esta crisis un buen momento para bebedores e inversionistas: hay más botellas y mayor más diversas disponibles que nunca. Además, una nueva generación de coleccionistas se ha sumado al auge de las subastas de whisky en línea, que ofrecen a los sedientos  aficionados ofertas las 24 horas desde donde la mayoría de nosotros estamos ahora: en casa.

Sotheby’s Hong Kong, por ejemplo, está promoviendo una sorprendente venta en línea de botellas coleccionables hasta el 5 de mayo. Y en medio de la nueva pandemia de coronavirus, los bares y restaurantes que solían mantener un nutrido stock de whisky, están rematando botellas premium para mantenerse a flote.

Los precios han subido y subido, empujando al alza al whisky escocés y al japonés,  japonés al territorio de la inversión.

El récord hasta el momento le pertenece a  una botella de The Macallan Fine and Rare de 1926, de 60 años, que se vendió por £ 1.45 millones ($ 1.9 millones) en una subasta en vivo de Sotheby’s en Londres el pasado octubre. ¡Eso equivale a $ 42,000 el trago, amigos!  Jonny Fowle, especialista en bebidas espirituosas de Sotheby’s, lo calificó como “uno de los momentos más emocionantes en la historia de la venta de whisky”. (Se podría haber comprado la misma botella en 2009 en Christie’s New York por $ 54,000, cuando ya de por sí ese precio dejó a la multitud sin aliento).

Lea también:  Victoria Beckham pasa su cumpleaños en medio de críticas por despedir a sus empleados

Afortunadamente, muchas botellas coleccionables se venden por mucho, mucho menos.

¿Donde empezar?

La mayoría de las personas empiezan a coleccionar porque les gusta el sabor y el romanticismo de un whisky en particular, luego se vuelven más curiosos, dice Andy Simpson, cofundador de Rare Whiskey 101, un negocio de consultoría que realiza valorizaciones a colecciones, asesora a los coleccionistas y emite informes de mercado.

Aunque los whiskis escoceses utilizan solo tres ingredientes: agua, cebada malteada y levadura, existen grandes diferencias en el aroma y el sabor que dependen de la fuente del agua, el tipo de alambique y, sobre todo, el tipo de barril.  

Las ediciones japonesas comenzaron a ser aclamadas a mediados de la década de 2000, pero fue solo después del colapso financiero de 2008 que se volvieron realmente populares, dice Fowle.  

Suntory recientemente llevó a cabo una lotería para ofrecer a los coleccionistas la oportunidad de comprar una botella de Yamazaki de 55 años por 3 millones de yenes ($ 27,600) . Ante la escasa oferta y la creciente popularidad, los precios de las principales marcas solo van en aumentado. Un problema es la falta de regulaciones, por lo que los productores pueden, por ejemplo, embotellar un whisky importado y etiquetarlo como japonés, lo que muchos llaman “lavado de whisky”.

“El Karuizawa 1960 # 5627 se vendió originalmente en 2013 por £ 12,500. Sotheby’s logró un valor de £ 363,000 por él el año pasado “, dice Fowle. Karuizawa es una de las famosas destilerías de Japón. 

Qué whisky comprar

La mejor manera de descubrir lo que amas es probando una selección lo más amplia posible. En tiempos normales, recomendaría asistir a WhiskyFest (el evento de Nueva York ha sido reprogramado para el 29 de octubre de 2020), visitar un bar de whisky o formar un club de whisky con amigos. Pero incluso durante el aislamiento, uno puede sintonizar #whiskywednesdays, y otras degustaciones virtuales en vivo.

Además de los cinco nombres principales a continuación, Ardbeg, Bowmore, Lagavulin, Port Ellen, Brora y Glenugie ocupan un lugar destacado en la clasificación de ‘whiskys de inversión y colección’, según Rare Whisky 101.

Los top 5 de colección: El Macallan

El favorito de los coleccionistas, esta malta única de Speyside es una marca de lujo con una producción de botellas aparentemente interminables. Sus precios se están ablandando levemente, pero a la gente todavía le encanta su textura rica y espesa y sus sabores profundos de caramelo y especias, producto del añejamiento en barricas de jerez.

macallan whiskey

Springbank

El  más reciente informe del Rare Whisky Market Report, de 2019, señala a Springbank como la destilería número 1 en productor de ediciones en que invertir. Hace unos años, las botellas más antiguas cotizaban entre $ 600 y $ 700 cada una; ahora se venden por $ 2,500 a $ 4,000. Una sutileza compleja, junto con notas cítricas y de caramelo, son las características distintivas de este whisky tradicional de Campbeltown.

Springbank whiskey

Yamazaki

Propiedad de Suntory, esta es la marca de whisky más antigua de Japón, con botellas que se pueden obtener por mucho menos que otras opciones de moda, pero indudablemente menos buenas como Karuizawa o la serie Ichiro’s ‘Malt Playing Card’muy popular por su etiqueta.  

Lea también:  Oldushka, la agencia de modelos senior que desafía a la industria de la moda

Yamazaki whiskey

Clynelish

Otro prometedor productor de ediciones de colección, según Simpson, es Clynelish. Esta destilería propiedad de Diageo es socia de la destilería silenciosa Brora, que Diageo planea reabrir este año.   

clynelish wiskey

 

Mortlach

Simpson dice que Mortlach es uno de los whiskies cuyo valor está aumentando rápidamente. La marca es conocida por sus sabores antiguos, grandes, audaces y sabrosos.

Mortlach