¿Eres una persona ahorrativa o gastadora? Descubre los cinco tipos de personalidades financieras que existen y cuál es la importancia de identificarlas. 

Por Daniella Bejarano

Las personalidades financieras son una buena base para identificar qué tipo de persona somos cuando se trata de administrar nuestro dinero. Hay quienes reciben su sueldo y lo primero que hacen es gastarlo, como hay otros que son más meticulosos con la manera en que administran sus ganancias.

Por tal motivo, es importante reconocer con cuáles de las personalidades financieras nos identificamos mejor. A continuación te presentamos cinco.

Ahorrador compulsivo

Se trata de aquellas personas que tienen la costumbre de ahorrar la mayor cantidad de dinero posible, incluso cuando puede ser un poco excesivo. Por ejemplo, a grupo de gente podrías plantearles un plan divertido como salir a comer, o al cine y te dirán que no por el simple hecho de que prefieren no gastar.

Un ahorrador compulsivo es aquella persona que evitará gastar dinero incluso donde el gasto es pequeño o se trate de una inversión necesaria. Sin embargo, la ventaja de estas personas es que suelen disfrutar de una buena estabilidad financiera a largo plazo.

Gastador compulsivo

Por el contrario, este tipo de personas tienen la mala costumbre de gastar todo su dinero en artículos y servicios que no necesita o que incluso, no puede llegar a pagar y sacrifica su estabilidad económica. Este tipo de personas suelen endeudarse fácilmente y viven en riesgo por ello.

Para dejar de serlo, es importante identificar si el comprar cosas de manera obsesiva está supliendo algún tipo de necesidad no resuelta. Las compras en exceso pueden ser por conflictos emocionales.

Lea también:  10 restaurantes de Lima con la mejor vista al mar

COMPRADOR COMPULSIVO

Generador compulsivo de dinero

Este perfil presenta a aquellas personas que piensan que el dinero es lo único importante en la vida e incluso pueden llegar a sacrificar sus intereses personales, familia o amigos con tal de genera más y más dinero. Usualmente, son los llamados workaholic, adictos al trabajo.

Indiferente adinerado

Aquel grupo de gente que no consideran que el dinero deba ser una prioridad, pero tampoco está bien cuando se lleva al extremo. Por ejemplo, es probable que un indiferente adinerado no tenga un plan de ahorro ni se preocupe por la forma que administra su dinero, ya que no lo considera importante.

Derrochador de ahorros

Son aquellas personas que tienen una gran capacidad para ahorrar dinero. El problema llega cuando deciden gastarlo, puesto que lo hacen todo de una vez.

Y tú, ¿con qué tipo de personalidad financiera te identificas?

Suscríbase ahora para obtener 12 ediciones de Cosas y Casas por solo 185 soles. Además de envío a domicilio gratuito y acceso instantáneo gratuito a las ediciones digitales.