La formación en San Ignacio de Recalde no solo busca la excelencia académica, también se trabaja para que los alumnos desarrollen valores y habilidades emocionales que los conviertan en ciudadanos completos, en personas íntegras que puedan hacer de nuestro mundo un lugar mejor.

Estar listos no es una casualidad, es una consecuencia. Es resultado de prepararse para el futuro y anticiparse oportunamente. Muchos estudiantes tuvieron que adaptarse a la virtualidad y las instituciones educativas debieron adecuarse rápidamente a un formato de enseñanza para el que no estaban acostumbradas. Pero hubo un colegio que sí estuvo preparado y mantuvo su calidad de enseñanza. Su nombre es San Ignacio de Recalde (CSIR).

Con más de 30 años dedicados a la excelencia en formación integral, en CSIR se registró una asistencia virtual cercana al 100%. La respuesta rápida a la emergencia sanitaria y la toma de decisiones correctas en el momento adecuado permitieron implementar los requerimientos necesarios, tanto tecnológicos como humanos, de manera permanente y en coherencia a los enfoques de la enseñanza-aprendizaje que caracterizan a CSIR.

Enfoque en el desarrollo integral

Rafael del Río Labarthe, director general.

La formación en San Ignacio de Recalde no solo busca la excelencia académica, también se trabaja para que los alumnos desarrollen valores y habilidades emocionales que los conviertan en ciudadanos completos, en personas íntegras que puedan hacer de nuestro mundo un lugar mejor.

Por eso, cuenta con un servicio psicopedagógico que brinda un óptimo soporte emocional a la formación de sus estudiantes, con talleres de desarrollo personal y habilidades blandas, además de ofrecer un seguimiento personalizado con entrevistas a los alumnos y padres de familia que permiten desarrollar planes de acción, promoviendo una cultura de mejora personal constante para garantizar el desarrollo integral en todos los niveles.

Lea también:  Nu Skin presenta su nueva línea de productos Nutricentials

Los alumnos del CSIR también complementan su formación gracias a experiencias culturales y lingüísticas que enriquecen su visión de mundo, como el intercambio internacional con el colegio Sainte Marie D’Anthony, de París, Francia, las participaciones nacionales e internacionales en el Modelo de las Naciones Unidas (MUN) y la enseñanza de dos idiomas (inglés y francés), por las que los estudiantes obtienen certificaciones internacionales por parte de la Universidad de Cambridge y del Ministerio de Educación de Francia a través de la Alianza Francesa de Lima, ambos idiomas valorados en la vida académica universitaria y profesional.

En San Ignacio de Recalde también se alienta el deporte con cuatro horas de educación física a la semana, donde se practica fútbol, vóleibol, básquetbol, gimnasia básica, futsal, atletismo, artes marciales, ajedrez y natación.

En cuanto a las actividades artísticas, los alumnos del CSIR desarrollan sus talentos en diferentes talleres como danza, teatro, música (instrumental y canto), artes visuales y plásticas. Además, participan en eventos internacionales y nacionales con los elencos de coro y big band (jazz).

Más espacio para la creatividad, la naturaleza y el aprendizaje

Para el siguiente año, además de la renovada sede de San Borja, cuenta con nueva infraestructura con piscina semiolímpica, biohuerto, áreas verdes y de esparcimiento: canchas de fútbol con césped natural, cancha de fulbito, canchas multideportivas de losa, pabellón artístico: aulas-taller de música, danza, pintura, teatro y coro, así como la renovada y amplia sede del preescolar Coloring Dreams en Surco, donde los más pequeños podrán disfrutar de un regreso a una eventual presencialidad con total seguridad.

“Trabajamos para brindar siempre una educación de nivel internacional a todas las familias recaldinas, por eso, contamos con el Programa de la Escuela Primaria y el Programa del Diploma del Bachillerato Internacional y, gracias al respaldo de la corporación educativa USIL, ponemos las mejores herramientas digitales y tecnológicas a disposición de todos nuestros alumnos. Quiero reconocer el compromiso que demostraron nuestros docentes para asumir los retos de la virtualidad, permitiéndonos seguir a la vanguardia de la excelencia académica en el Perú. Hoy toca responder a las necesidades del retorno a la presencialidad, y lo estamos haciendo, de manera gradual, segura y voluntaria, gracias a un plan que cumple con todas las normativas de bioseguridad. De esta manera, seguimos brindando, con toda confianza, la formación integral y la excelencia académica de nivel internacional que nos ha caracterizado por más de tres décadas.” sostiene Rafael del Río Labarthe, director general de San Ignacio de Recalde School.

Suscríbase ahora para obtener 12 ediciones de Cosas y Casas por solo 185 soles. Además de envío a domicilio gratuito y acceso instantáneo gratuito a las ediciones digitales.