Moda y religión se fusionaron en la esperada Met Gala. Algunos han sido ovacionados y otros duramente criticados. Conversamos con el diseñador peruano Noe Bernacelli para conocer cuáles han sido, según él, los mejores y peores vestidos de la noche.

Los mejores looks:

Según Noe Bernacelli, estos cinco looks “mantuvieron la elegancia y, sobre todo, la coherencia con el tema de este año: Heavenly Bodies: Fashion and the Catholic Imagination”Además, agregó que el estilismo elegido por sus favoritas “guardan proporción y representan un estilo propio”. 

1. Lily Collins en Givenchy

La actriz británica-estadounidense recurrió a Givenchy Haute Couture y se describió a sí misma como la “Señora de los dolores” de la Met Gala con un outfit totalmente negro. “Sangre, sudor, lágrimas y glam“, escribió en su cuenta de Instagram. Lo más llamativo de su outfit fue la corona Lelet NY que utilizó en el pelo y el increíble maquillaje de Fiona Stiles que adornó el borde de sus ojos. 

2, Anna Wintour en Chanel

La editora de Vogue y co-presidenta de la gala benéfica llegó a la red carpet junto a su hija, Bee Shaffer. Una vez más recurrió a la casa Chanel para diseñar un vestido blanco de alta costura perfecto para la ocasión. Su look no fue uno de los más osados, pero fue idóneo para la temática: Wintour lo combinó con una gran cruz plateada en sintonía con los celestial bodies de la noche.

2. Karlie Kloss en Brandon Maxwell

La modelo estadounidense fue la musa del diseñador Brandon Maxwell (ambos llegaron juntos a la gala). Su vestido negro fue uno de los más minimals de la noche y resaltó por tener un delicado escote en V en la parte de la espalda. 

3. Rosie Huntington en Ralph Lauren

La modelo y actriz inglesa optó por un celestial vestido de Ralph Lauren. El vestido dorado tenía un escote provocador y un cuidadoso detalle de lentejuelas en toda la tela. Huntington-Whiteley demostró que no se necesitaba lucir un atuendo estrafalario para ir acorde al evento: ella utilizó una delicada aureola para brillar con la temática de la noche.

5. Livia Giuggioli en Giambattista Valli

#Repost @ecoage ・・・ #ColinFirth and @liviafirth at the #MetGala. Livia is wearing a #GreenCarpetChallenge @giambattistavalliparis dress made from silk and @chopard jewellery #TheJourneyToSustainableLuxury. Giambattista Valli sourced exquisite silk from @Taronisilk, founded in 1880 in Como and chosen for its commitment to sustainability and responsible production, Taroni was recognised at The Green Carpet Fashion Awards Italia 2017, winning the coveted Sustainable Producer award. The shoes are beyond #30wears @rogervivier, worn for the first time at the Oscars in 2011 and many green carpets ever since and clutch by ethical brand @kayudesign. Hair and makeup by @johnnylavoy and @campbellritchie. Colin is re-wearing his old @tomford tux #30wears and @Chopard watch #SustainableFashion #MetGala2018

A post shared by Livia Firth (@liviafirth) on

La esposa del actor Colin Firth optó por un elegante vestido blanco de seda creado por Giambattista Valli. La productora de cine y fundadora de la agencia de consultoría sostenible Eco-Agese sumó al movimiento #GreenCarpetChallenge de moda eco friendly en la red carpet. Por ello, su vestido estuvo elaborado con seda de la firma italiana Taroni, una empresa comprometida con la producción sostenible y responsable (reconocida por The Green Carpet Fashion Awards Italia 2017). 

Los peores looks:

Según Bernacelli, “no hubo buen gusto al elegir estas tenidas”. El diseñador opina que la elección de estos vestuarios no favoreció en absoluto la silueta de estas celebridades. “Sus looks no cuidaron las proporciones y volúmenes de su cuerpo”, agregó. Por otro lado, comentó que “el maquillaje tampoco acompañó ni sumó a la propuesta que presentaron. No fueron elecciones adecuadas para este año”.

1. Madonna en Jean Paul Gautier

Jean Paul Gaultier, uno de los diseñadores favoritos de la reina del pop, la vistió como una supuesta diosa gótica. El vestido fue complementado con una corona llena de crucifijos, un velo de red, varias capas de collares entrecruzados y un ramillete de rosas negras. Para el diario The Sun, la cantante abusó del color negro y de los detalles de su outfit. 

2. Sarah Jessica Parker en Alexander McQueen

La actriz piso la red carpet con un diseño de Dolce & Gabbana: un homenaje a los manteles bordados de los altares de la iglesia que complementó  con un impresionante tocado (un lujoso retablo con una referencia a la Natividad). Para el diario británico The Independent, Sarah Jessica Carpet llamó la atención por las razones incorrectas. “El atuendo de la actriz fue mucho para asimilar”, explicaron. 

3. Lana Del Rey en Gucci

Lana del Rey representó los “Los siete dolores de María” con un vestido blanco de la firma Gucci que complementó con una impresionante corona recubierta con plumas azules. Uno de los críticos de Breitbart News escribió: “Lana es mi chica, pero esta Gucci es simplemente no. Absolutamente no. Nunca. Halloween, al igual que Katy Perry. No es lindo. No es lindo. No es lindo. Incluso Gucci comete errores. Además, su cabello … ¿es una peluca de Party City?”.

4. Rihanna en Maison Margiela

caught by @dennisleupold

A post shared by badgalriri (@badgalriri) on

Si alguien siguió el protocolo religioso a la regla, esa fue Rihanna. La cantante lució un vestido con una clara inspiración papal creado por la firma parisina Maison Margiela. “Rihanna es la única mujer que queda en el mundo que puede lograr las miradas vanguardistas que normalmente logra. Sin embargo, en Met Gala de este año, este atuendo fue un error. El sombrero es demasiado grande, la falda es demasiado corta y la chaqueta es demasiado voluminosa. ¡Esto necesita un ojo de edición y rápido! Sin embargo, el trabajo en cuentas es absolutamente increíble”, expresó John Binder de Breitbart News.

5. Kim Kardashian en Versace

Excuse me… #KimKardashian 😍

A post shared by Met Gala (@metgalaofficial) on

“Gracias Donatella Versace por diseñar este impresionante vestido y gracias a todo el equipo de Versace”, escribió la celebrity en su cuenta de Instagram. Según la revista Allure, Kim optó por este look para promocionar su última fragancia KKW Body, ya que el diseño de la botella es similar al look de la empresaria.