Incalpaca y ALDO&Co. organizaron un desfile de modas en Cusco, donde presentaron sus más recientes colecciones, que reinterpretan la orfebrería y la textilería desarrolladas por las culturas del antiguo Perú. En el evento se mostraron prendas confeccionadas con fibra de vicuña y alpaca, y joyas de oro y plata con incrustaciones de piedras preciosas. 

culturasLas culturas preíncas se caracterizaron por trabajar con maestría las materias primas de nuestro territorio. Los Wari y los Paracas fueron muy diestros en la elaboración de prendas con lana de camélidos sudamericanos, a los que habían domesticado. Y las culturas de la costa norte forjaron a sus ídolos en oro y plata, con incrustaciones de piedras preciosas. 

Inspirados en el arte de nuestros antepasados, Incalpaca y ALDO&Co. han diseñado colecciones que recogen sus técnicas y su iconografía en productos enriquecidos con la tecnología del siglo XXI. Ambas firmas organizaron un desfile de modas en el Hotel Palacio del Inka, de Cusco, donde mostraron sus creaciones.

Culturas

Inspiración ancestral 

“Al ser una joyería peruana, decidimos rescatar nuestras propias culturas. Por eso hicimos toda una colección donde participaron dos diseñadores y doce artesanos. Queremos que tanto los clientes locales como extranjeros revivan nuestro pasado con tecnología moderna”, comenta Franco Noriega, gerente de Marketing de ALDO&CO.

Cultura

Entre las figuras rescatadas en esta colección están el tumi (que significa “cuchillo” en la lengua hablada por los Chimú), la chacana (“escalera” en quechua, sus cuatro esquinas representan cada uno de los suyos del imperio Inca) y la máscara del Señor de Sipán.

Por su parte, Incalpaca, a través de su marca KUNA, presentó dos colecciones. La primera fue Luxury Collection, que presenta modelos clásicos en lana de vicuña, denominado el “oro de los Andes”, una de las fibras más finas del mundo. “La tratamos con mucho cariño y respeto, porque se trata de uno de los emblemas del Perú”, subraya Sandra Patthey, supervisora de tiendas en Cusco.

Culturas

Para confeccionar un cárdigan de fibra de vicuñas, se necesita la esquila de cinco animales; para elaborar un abrigo largo, es necesaria la lana de 30 vicuñas. Es necesario aclarar que los animales no son sacrificados; solo se les corta la lana. Cada vicuña aporta aproximadamente 170 gramos de lana en cada esquila.

La otra colección presentada por Incalpaca fue Millennium, también de su marca KUNA, que busca rescatar cuatro mil años de tradición textil peruana. Giovanna Zevallos, jefe de tiendas en Cusco, explica que “esta colección es trabajada con lana de alpaca y reinterpreta la simbología y los colores utilizados por las culturas preíncas”.