Donald Trump asegura que el pago de US$130.000 no provino de los fondos de su campaña presidencial. Su abogado, Rudy Giuliani, insiste en que fue legal.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, admitió haber reembolsado a su abogado Michael Cohen los US$130.000 que éste le pagó en 2016 a la actriz porno Stormy Daniels por su silencio. Ella asegura haber mantenido una relación íntima con el ahora mandatario hace más de una década, poco después de que se casara con Melania Trump.

A través de su cuenta de Twitter, Trump precisó que el dinero entregado no provenía de los fondos de su campaña a la presidencia. Según él, el pago se realizó para poner fin a “las falsas y extorsionadoras acusaciones” de la actriz porno. 

La confesión de Trump ocurrió pocas horas después de que otro de sus abogados, Rudy Giulani, confirmara el hecho en una entrevista a Fox News en horario estelar.  El ex alcalde de Nueva York también insistió en que el reembolso no provino de fondos de campaña. “Fue completamente legal y no violó ninguna ley de financiación”, dijo. 

Actualmente existe una investigación para establecer si el pago fue hecho con dinero desviado de la campaña, lo que constituye una violación de la ley electoral federal.

Lea también:  El mar como refugio: Helga Elsner Torres, artista plástica

Giuliani enfatizó, además, que “el presidente reembolsó” el dinero a Cohen. “Trump no conocía los detalles de eso, hasta donde yo sé. Pero sí conocía el acuerdo general, que Michael (Cohen) se encargaría de cosas así”, añadió el abogado. Sus declaraciones contradicen las de Trump, quien hasta ahora mantiene que no estaba al tanto de la transacción y que no sabe de dónde salió el dinero

Stormy Daniels, cuyo verdadero nombre es Stephanie Clifford, asegura que tuvo un encuentro sexual con Trump en 2006 y que le pagaron para que permanezca en silencio. Trump lo niega. Michael Cohen le habría pagado a cambio de un acuerdo de confidencialidad que ahora Daniels intenta invalidar. Ella demandó a Cohen y a Trump por difamación.

Michael Avenatti, el abogado de Daniels, consideró que la declaración de Trump y su abogado es “una revelación sorprendente”.

“Evidentemente el señor Trump ha participado en un delito grave… su conducta, sus mentiras y engaños deben tener consecuencias”, dijo.