El laureado escritor peruano, Mario Vargas Llosa, arribó el miércoles pasado a nuestro país para participar de una serie de actividades en el marco del Hay Festival Arequipa 2018

El famoso novelista llegó acompañado de su pareja, Isabel Preysler, provenientes de la ciudad de Madrid, España. El Premio Nobel de Literatura participó en el evento que se realizó del 8 al 11 noviembre y que contó con la presencia de cerca de un centenar de intelectuales“Quiero conocer el Hay Festival desde adentro”, remarcó a su llegada a la Ciudad Blanca. 

Durante la denominada “fiesta de las ideas” —donde se abordaron diversos temas relacionados a la literatura, ciencia, periodismo, cine, música, fútbol y gastronomía— el autor de La ciudad y los perros tuvo tres ponencias junto a conocidos con escritores y periodistas.

Foto: @hayfestival_esp

El oficio del escritor

En su primer encuentro con la juventud, el escritor hizo un repaso a su carrera como novelista. Desde sus inicios, cuando pensaba que era un sueño imposible de cumplir en su tierra natal, hasta que viajó a Francia y descubrió la literatura latinoamericana. Tras más de cinco décadas en el oficio y haber obtenido la máxima distinción a las Letras, su perspectiva frente a una nueva generación de escritores ha cambiado. 

Ser escritor ahora creo que no es un sueño. El caso de ustedes —Katya Adaui, Mariana de Althaus, Jeremías Gamboa y Santiago Roncagliolo— es clarísimo. Todos son escritores. Dedican casi todo su tiempo a escribir, aunque tienen trabajos cercanos, lo que da realce a su profesionalismo”, señaló y recordó que en su generación se desalentaba a los jóvenes talentos de la pluma con la excusa de que nadie los leería.

Foto: @morganavll

Por otro lado, enfatizó que en este oficio es fundamental la dedicación. “No puede ser una actividad de vacaciones. Tu dedicación tiene que estar orientada a la literatura de manera primordial si quieres dejar una obra rica“, sostuvo Vargas Llosa. 

El viernes por la noche formó parte de una charla sobre el liberalismo y su más reciente ensayo, La llamada de la tribu, con la filóloga y periodista cubana Yoani Sánchez. Al día siguiente, se presentó en el Teatro Municipal de Arequipa, donde departió de literatura universal con el ensayista indio-británico Salman Rushdie

Un Nobel que engríe su paladar

Después de su primera participación en el Hay Festival Arequipa 2018, Vargas Llosa fue homenajeado en un almuerzo realizado en la picantería La Nueva Palomino. El buffet estuvo a cargo de la reconocida chef Mónica Huerta y entre los platillos que disfrutó el literato y su pareja, destacaron el chupe de camarones, la ocopa de camarones y el escribano de camarones.

Posted by Cosas Perú on Saturday, November 10, 2018

“Mario me ha hablado muchísimo del chupe de camarones”, dijo Isabel Preysler a la prensa en su segunda visita a la ciudad natal de su novio. “Llegué ayer, pero ya inmediatamente he sentido el calor de los arequipeños. Si a mí me llega al alma, imagínate a él”, agregó reina de la prensa rosa española. 

Al salir del restaurante, Vargas Llosa también se pronunció sobre su recibimiento en su ciudad natal. “Estoy muy conmovido con el cariño de los arequipeños. Hubo mucha gente y, sobre todo, me sorprendió la cantidad de jóvenes. La cantidad de muchachos y muchachas [fue] totalmente formidable”, dijo a RPP. Consultado por la coyuntura política que se vive en Perú, pidió hablar de literatura que “es lo suyo”. Asimismo, aseguró que “siempre” se mantiene escribiendo.

Sexta donación de libros

Este domingo, el escritor regaló más de 2 mil 500 libros de su biblioteca personal a la biblioteca regional de Arequipa que lleva su nombre. Durante su discurso, contó que cuando hizo la primera entrega, calculó que su biblioteca tenía 20 mil libros, pero que hasta ahora ha entregado 28 mil ejemplares y aún le quedan muchos libros por obsequiar. 

Foto: @esthervargasc

Mi biblioteca, a medida que iba adelgazando por un lado, ha ido engordando por el otro, así que habrá varias entregas más, de tal manera que mi biblioteca pase a ser dominio de los arequipeños”, indicó. Se sabe que uno de los motivos por los que dona su colección personal se debe a que le gusta saber que más niños descubren el placer de la lectura.

Mario Vargas Llosa y autoridades de Arequipa durante la inauguración de las instalaciones de la biblioteca donde reposan los libros del Nobel de Literatura.

Durante la ceremonia, el autor de Conversación en la Catedral dijo que estos días se le vino una idea a la cabeza: que Arequipa sea sede del Congreso de la Lengua Española. “Yo me estaba preguntando si el próximo Congreso de la Lengua Española no debería realizarse en el Perú, sobre todo en Arequipa. Estoy seguro que esta iniciativa sería muy bien recibida por la Academia Española de la Lengua, como por el Instituto Cervantes, que son los organizadores”, declaró.

Dicho evento se realiza cada cuatro años y nuestro país nunca ha sido país anfitrión. Haciendo gala de su sentido del humor, explicó por qué Arequipa debe ser la sede. “Iba a decir ‘en Arequipa se habla el mejor español del Perú’, pero iba parecer muy vanidoso, entonces, aunque es así, no debemos decirlo”, bromeó provocando risas y aplausos de los concurrentes.

Reencuentro familiar

El fin de semana, Preysler acompañó a Mario en sus distintas actividades culturales y sociales en su ciudad natal. No obstante, la filipina fue la gran ausente en la inauguración privada de la exposición de Morgana Vargas Llosa, titulada Indomable: Una travesía fotográficaQuien sí acudió a la ceremonia realizada en la Casona Tristán del Pozo – Fundación BBVA fue la exesposa del escritor de 82 años, Patricia Llosa

Este fue el primer encuentro público del Nobel y la que fue su pareja durante 50 años, hasta la ruptura de su matrimonio en 2015, cuando se hizo pública su relación con la viuda de Miguel Boyer. En su cuenta de Instagram la fotógrafa compartió imágenes de la reunión con su padre. 

Foto: @morganavll