La mamá del mandatario colombiano Iván Duque es una mujer bonita, menuda, detrás de la cual descubrimos a una persona con ideas muy claras sobre lo que es la política y la justicia social, así como el disfrute de las cosas buenas de la vida, como la música. Ella no solo toca la guitarra y el tiple, sino que además es promotora musical en su Ibagué natal.

Por Victoria Pareja R. Fotos de Sanyin Wu

Con toda generosidad, Juliana nos abrió el espacio de su intimidad familiar. Siempre es interesante saber cómo se gesta una vocación política, qué elementos intervienen desde la crianza, y qué mejor que ella para contárnoslo.

Antes de que su hijo incursionara en estas lides, eran ya varias generaciones las que habían participado en política, tanto por el lado materno como por el paterno, ya que el padre del presidente Iván Duque, Iván Duque Escobar –quien falleció hace tres años–, fue gobernador de Antioquia y ministro de Desarrollo Económico en la década de los ochenta.

En esas circunstancias, Juliana nos cuenta que, en una oportunidad, los periodistas llegaron a su casa y le preguntaron a Iván si quería ser ministro, como su padre. El hoy máximo mandatario del vecino país del norte contestó: “No, yo quiero ser presidente”.

uliana e Iván en su faceta de estudiante, en la década de los ochenta.

Tenía las ideas muy claras desde niño.

En casa todo alimentaba su interés: las revistas, los periódicos, los amigos políticos…

Eso es muy positivo: ya traía un bagaje.

¡Claro! Los jóvenes desprecian la política; mis hijos no, les enseñamos a respetarla.

En la educación que le dieron, veo una idea de la política como algo que puede producir cambios.

¡Claro! Participar siempre, mostrar interés por las personas que más los necesitan. Yo siempre participé en campañas sociales; había interés por ayudar y emprender proyectos. Cuando estuve en Antioquia, diseñé un programa de vacunación. Me siento muy orgullosa, porque actualmente mi hijo trabaja los sábados en el proyecto Construyendo País, con la idea de que las comunidades aporten desde abajo para las políticas públicas. Fue muy interesante; ellos veían el trabajo que se hacía. Desde chico, Iván armaba conversaciones imaginarias poniendo nombre a diferentes políticos; desde pequeñito, cambiaba la voz y jugaba a estos diálogos imaginarios entre políticos.

Juliana Márquez Tono es la madre del presidente más joven de Colombia en 150 años. Su hijo tiene apenas 42.

¿En qué se parecen madre e hijo?

En querer a la gente, conversar, tener amigos. Cada persona es un mundo: yo soy una persona muy dada, muy entregada a la gente.

¿Cómo te sentiste el día en que tu hijo asumió el poder?

Viví una mezcla de sensaciones: orgullo de madre, ansiedad, precaución… No era la culminación sino el inicio de una etapa muy dura, en la que él iba a tener que torear el día a día.

¿Cómo ha cambiado tu vida ahora que eres la madre del presidente?

Básicamente es igual; la diferencia está en las normas de seguridad que hay que tener. Colaboro con el hospital de la Universidad Nacional, apoyo en lo cultural, en especial en la música (su hijo Iván canta y el menor, Andrés, es músico), así como a las empresas de baile, ya que cada departamento tiene sus propias manifestaciones… Me ponen muchos oficios; me mandan y yo soy como un soldadito. ¡Voy por todo!

Juliana junto a su esposo, Iván Duque Escobar, y sus hijos Andrés e Iván.

Y ahora que te piden tantas entrevistas, ¿cómo te sientes?

La verdad es que los periodistas han sido muy amables conmigo; comprendo que son curiosos de la infancia de mi hijo. Y, como además he trabajado en medios, entiendo su trabajo y lo admiro. Me hubiera gustado ser periodista.

¿Qué nos puedes contar sobre el intercambio entre el Perú y Colombia?

La idea es profundizar este intercambio en temas de historia, arte, cultura en general. Por eso he venido. Estoy acompañando a Chabuco, nuestro cantante, que va a participar en un álbum en honor a Chabuca Granda. Estamos trabajando muy estrechamente con el gobierno del Perú, a través de la embajada peruana en Colombia, y con el embajador (Ignacio) Higueras. Hay una gran hermandad entre nuestros países.

¿Cómo ves la situación de la mujer peruana?

Ustedes tienen una vicepresidenta mujer por primera vez (Mercedes Aráoz); una persona muy activa. Hay una iniciativa de paridad en la participación de la mujer en el gobierno colombiano: están en el Ministerio del Interior, en Cultura y Transportes.

Juliana estudió Ciencias Políticas en la Universidad de los Andes.

¿Tienes algún mensaje para la mujer peruana?

Invito a todas las mujeres peruanas a que trabajen, se lancen y aprovechen las oportunidades.

¿Cómo te gustaría que te recuerden?

Como una mujer que trabajó por su país, creyó en su hijo y lo apoyó incondicionalmente.