Aunque alejado de los escenarios desde hace algún tiempo, Pedro Suárez Vértiz continúa vigente a través de las redes sociales y la composición musical. Del 24 al 29 de setiembre presentará el espectáculo “Cuéntame”, un proyecto en el que recorre su historia personal y musical de la mano de Los Productores.

Por: María Alejandra López 

¿Cómo nace la idea de “Cuéntame”?

Después de lanzar mi disco Play en 2004, mi primer single logró buena rotación en España y me obligó hacer una gira promocional. Ese año, en Madrid, vi junto a mi esposa el musical “Hoy no me puedo levantar” de Mecano, un espectáculo que nos inquietó y motivó a hacer algo similar con mi música. A lo largo de los años, fui postergando el sueño por diversos compromisos. Felizmente, este año llegó el momento de presentar el musical.

¿Cómo describirías la experiencia de trabajar con Juan Carlos Fisher y Bruno Ascenzo? 

Ellos son unos monstruos en lo que hacen y se sienten sumamente identificados con mi música. Para mí el teatro y la ópera son ciencias desconocidas. Pero ellos me consideran un elemento altamente creativo, por lo que quieren prestar atención a todo detalle de mi vida o idea que yo suelte, por más excéntrica que sea. 

Tienes varios éxitos musicales. ¿Cuál es la canción más especial que has escrito a lo largo de tu carrera?

Me es imposible elegir, ya que cada tema es una pieza única para mí. Sin embargo, no puedo negar que “Me estoy enamorando” me permitió el ingreso definitivo al mercado latino. También puedo mencionar “Cuando pienses en volver”. Ese tema nació fruto de mi encuentro no solo con compatriotas, sino también con tantos latinos a lo largo de mis giras internacionales. Como resultado, el tema se convirtió en un himno latino en el mundo.

Del 24 al 29 de setiembre presentará el espectáculo “Cuéntame”, un proyecto en el que recorre su historia personal y musical de la mano de Los Productores.

¿Cuál es el mejor regalo que te han dado tus fanáticos?

El haber “vivido” mis temas, hacer que mi música sea parte de sus vidas y de las de sus generaciones. Esto lo confirmo al recibir cada foto, cada recuerdo que ellos atesoran ligado a mis canciones. Es un material valioso para mi musical “Cuéntame”.

Eres una de las personalidades peruanas con más seguidores en las redes sociales. ¿Cómo lidias con los haters?

Hay que respetar a los que no piensan como tú, así sean diez gatos versus cincuenta mil likes.

Hace poco, decidiste cambiar la letra de “Globos del cielo”. ¿Qué te motivó a modificarla?

Creo firmemente en la capacidad humana de reinventarse y de reescribir la historia. En ambas decisiones hay una suerte de responsabilidad contigo mismo y con los demás. El tema “Globos del cielo”, cuya melodía es única y compartida por generaciones, no podía estar ajeno a la visión de respeto que esta y todas las generaciones les deben a las mujeres del mundo.

Si pudieras retroceder en el tiempo, ¿cambiarías algo de tu pasado?

No. Ni mis pecados ni mis milagros. El recorrido de mi vida ha sido enriquecido por vivencias únicas que me marcan gratamente desde mi niñez. Mis padres, mi adolescencia, la fama, mi proyecto familiar a temprana edad, mi esposa y mis hijos, mis valiosos amigos de todos los tiempos, mis giras nacionales e internacionales…

¿Qué es lo más importante que te ha enseñado tu enfermedad?

Mi cercanía a Dios, el saber que siempre estuvo y estará a mi lado, sosteniéndome si tengo algún momento difícil, disfrutando conmigo de todo lo que viene. Y, sobre todo, darme con la grata sorpresa de que la vida fluya igual, aun con limitaciones físicas.

¿Cuál es la actividad que nunca falta en tu rutina diaria?

Me recarga de energías recibir las vivencias de fans y escribir melodías y apuntes de vida para compartir con ustedes. El WhatsApp y el teléfono táctil me permiten seguir existiendo para los demás. En otras épocas, estaría mirando pajaritos por la ventana hasta la hora de dormir.

Hoy en día, ¿qué es para ti la felicidad?

Siempre he concebido la felicidad como el resultado de hacer feliz al otro. No existe otra forma de ser feliz que haciendo a alguien feliz, y de eso se trata la vida para mí. De eso se trata el éxito. Por ejemplo, producir el musical “Cuéntame” es una actividad feliz para mí, ya que puedo recoger los momentos gratos en los que mi música marcó una época en la vida de mis fans, a quienes les debo todo lo que soy. Mi felicidad siempre ha sido el altruismo, hasta en el sexo.