La revista especializada Forbes nos presenta su lista con las emprendedoras y ejecutivas de mayor éxito al otro lado del río Grande.

 Diane Hendricks (US$ 7 billones)

Proveniente de un hogar humilde y madre tempranamente a los 17 años, esto no fue obstáculo para que esta empresaria de 72 años llegue a presidir ABC Supply, uno de los mayores distribuidores mayoristas de material para la fabricación de techos, revestimientos y ventanas en los EEUU. El negocio fue fundado en 1982 junto con su esposo Ken, y a su muerte en 2007, ella se hizo cargo de todas las responsabilidades. Tras un ambicioso plan de expansión en el que absorbió a su competencia y a los distribuidores de materiales más estratégicos, su compañía ya cuenta con 780 sucursales y más de US$ 10,000 millones en ventas. Al frente de su negocio, la mujer más rica de EEUU se ha preocupado de invertir en el desarrollo económico de su comunidad en Wisconsin, además de ser conocida por su vocación filantrópica.

Diane Hendricks

 

Meg Whitman (US$ 3,8 billones)

Como ejecutiva corporativa y empresaria, ha estado en varios cargos de envergadura en compañías líderes del rubro tecnológico, teniendo innegables logros como CEO de eBay, Hewlett-Packard y Quibi, empresas en las que ha dejado su huella al llevarlas a extraordinarias experiencias de crecimiento. Actualmente, es un gran referente en el mundo de las relaciones empresariales de Silicon Valley. Ha tenido incursiones en política al apoyar la campaña de John McCain, pero se negó tajantemente a trabajar junto a Donald Trump, a quien ha llegado a comparar con Adolf Hitler.

 

Marian Ilitch (US$ 3,7 billones)

Quién podría imaginar que de invertir junto a su esposo en una modesta pizzería en 1959, echaría a andar un emprendimiento como Little Caesars que ya es la tercera cadena más grande de los EEUU, además de expandirse globalmente por Asia, Medio Oriente, Australia, Canadá, América Latina y el Caribe. Una de las claves de este éxito lo ha sido el diseñar un menú más cómodo para las familias con hijos, lo que le permitió consolidar un imperio que actualmente tiene ingresos totales mayores a los US$ 800 millones. La Sra I, como se le conoce en el mundo de los negocios, también puso su pica en los deportes al adquirir el equipo de hockey Detroit Red Wings.

Lea también:  Rafael Piqueras: "volver a ser padre me dio ilusión, ganas de vivir"

 

Judy Faulkner (US$ 3,6 billones)

Fruto de un incesante trabajo en un sótano de su casa en Wisconsin en 1979, esta mujer echó a andar lo que sería Epic, el principal proveedor de software de registros médicos de los EEUU. Así, de simple programadora de computadoras pasó a ser la CEO de esta compañía que ha llegado a registrar ventas por US$ 2,9 mil millones. Considerada como “la mujer más poderosa en el cuidado de la salud”, uno de los hechos que más la enorgullece lo es el que su empresa es una creación totalmente suya y que jamás ha necesitado adquirir otras para crecer.

 

Judy Love (2,9 billones)

En 1964, ella se decidió a fundar una estación de servicio en Oklahoma gracias a un préstamo de US$ 5,000 que su esposo obtuvo de sus padres. El resultado fue un emprendimiento familiar que se convirtió en Love’s Travel Stops & Country Stores, un floreciente negocio que cuenta con 480 tiendas en 41 estados de los EEUU. Actualmente, Judy es la secretaria ejecutiva de la compañía, su consorte es el presidente y 3 de sus 4 hijos trabajan con ellos.