El escándalo alrededor del productor Harvey Weinstein desató una marejada en Hollywood que ha puesto al descubierto a muchas estrellas. Hagamos un repaso por la lista de aquellas celebridades que abusaron de su posición de poder y cayeron en delitos sexuales.

Por Redacción COSAS

Roman Polanski

Son ya más de cuatro décadas las que este director polaco se encuentra prófugo de la justicia estadounidense. Su amargo episodio empezó en 1977. Él debía organizar una sesión de fotos para Vogue con la joven modelo Samantha Geimer de trece años, pero le propuso hacer una “pre sesión”. Ambos terminaron en la mansión de Jack Nicholson, amigo íntimo del cineasta, quien se encontraba de viaje en Europa y le dejó las llaves. Ahí, bajo el efecto de drogas y alcohol, las polémicas fotos fueron realizadas. Cuando la madre de la menor vio las primeras, se espantó por ser semidesnudos y abrió una demanda contra Roman por corrupción de menores, sodomía y violación. El juez a cargo no quiso concederle una fianza a Polanski a menos que se declarara culpable, cosa que éste aceptó. Acto seguido y viéndose momentáneamente libre, Polanski voló a Londres y luego a París, donde reside actualmente y está protegido de ser extraditado a EE UU. Pese a las circunstancias, en 2003 ganó el Oscar a Mejor Director por El Pianista, aunque luego del escándalo de Harvey Weinstein por delitos sexuales, fue expulsado de la Academia de Hollywood.

 

Bill Cosby

El considerado como “el padre de América”, fue un ejemplo para la audiencia con su mensaje de integración desde su popular programa El show de Bill Cosby. En su rol como el Dr. Cliff Huxtable, Cosby fomentó los valores familiares desde la comicidad, ganándose el corazón de un país. El perfil del comediante sufrió un radical cambio cuando comenzaron a hacerse públicas diversas acusaciones de abuso sexual en contra suya, abarcando un período que iba de 1965 a 2008 en diez estados. De las alrededor de 50 mujeres que lo señalaban, fue Andrea Constand quién consiguió que su demanda prosperara por hechos ocurridos en 2004. El 26 de abril de 2018, Bill Cosby fue sentenciado por tres cargos de agresión indecente a tres de diez años en una prisión estatal, y al pago de una multa de US$ 25,000. A pesar de los delitos sexuales por los que fue preso, Cosby brinda charlas a los reclusos acerca de la importancia de ser buenas personas.

Lea también:  Sin Prejuicios: Sandra Bullock

 

Bryan Singer

El responsable de salvar a la compañía Marvel gracias al inicio de la saga de X-Men, tampoco se libró del escándalo. A inicios de 2014, Michael F. Egan III denunció haber sido violado a los 15 años por parte de Singer en fiestas sórdidas organizadas por éste. Denuncias similares se fueron acumulando y fueron la causa de que se le retire la nominación a Mejor Director en los premios BAFTA por Bohemian Rhapsody. Coincidentemente, Singer fue despedido de dicha producción a tres semanas del final del rodaje, acusado de ausentarse del plató sin excusa. A la fecha, las acusaciones no han llegado a tribunales, pero han mellado fuertemente su prestigio.

El depredador: las denuncias contra Harvey Weinstein sacuden los cimientos de Hollywood

Casey Affleck:

El ganador del Oscar a Mejor Actor por Manchester by the Sea, también fue el blanco del movimiento #MeToo. Todo empezó a raíz del falso documental I’m Still Here dirigido por Affleck. Del rodaje surgieron dos denuncias: la de Magdalena Górka, directora de fotografía, y Amanda White, productora. La primera alegaba que Casey se metió a su habitación mientras dormía y que la había abrazado; mientras la segunda lo acusó de haberla sacudido fuertemente al rechazar sus insinuaciones. El asunto escaló tanto en las redes, que en 2018 se vio impedido de entregar el Oscar a Mejor Actriz debido al peso de las protestas que actrices como Natalie Portman o Scarlett Johansson habían encabezado. Finalmente, Affleck aclaró a través de un comunicado que “todas las partes implicadas habían llegado a un acuerdo y que las demandas habían sido desestimadas”. Es bueno recordar que tanto este actor como su hermano Ben Affleck, eran grandes amigos de Harvey Weinstein. Eso también los ha sindicado como encubridores de los muchos delitos del controvertido productor.

Lea también:  Magdyel Ugaz: “Las mujeres no queremos estar en la sombra”

 

James Franco

El recordado Harry Osborn de Spider-Man también es persistente como director y ya tiene 26 títulos entre documental y ficción. Aunque la mayoría dejan mucho que desear por su calidad, fue con The Disaster Artist que alcanzó mayor notoriedad al obtener el Globo de Oro a Mejor Película de musical o comedia. Cuando su favoritismo comenzó a crecer de cara al Oscar 2018, sus expectativas se vinieron abajo gracias a una denuncia de la actriz Violet Paley. Ella lo acusó de acoso sexual y de comportamiento sexual inapropiado, sumándose cinco mujeres más que afirmaban que Franco ofreció papeles a quienes accedieran a sus propuestas sexuales. El actor negó todo, pero su película solo llegó al Oscar con una nominación a Mejor Guión Adaptado y se fue de la ceremonia con las manos vacías.

 

Louis C.K.

El popular comediante Louis C.K. es otro personaje que sucumbió ante el peso de terribles acusaciones a puertas de estrenar en noviembre de 2017 I Love You, Daddy, comedia dirigida y protagonizada por él. The New York Times publicó un informe en el que cinco mujeres lo acusaban de proponerles que lo vieran o escucharan masturbarse. Las acusaciones habrían tenido lugar entre fines de los noventas y 2005 y las consecuencias no tardaron en darse. HBO canceló los especiales y sitcoms del actor de su servicio on-demand, además de no permitirle participar en los eventos de la señal. La compañía The Orchand desistió de distribuir su película, mientras que la actriz Chloe Grace Moretz se negó a participar de la promoción. Louis admitió que las acusaciones eran ciertas, pero que pensó que sus actos eran aceptables dado que él había preguntado antes sin pensar en lo ofensivo que podía resultar.

Lea también:  Tras polémica en Twitter, J.K. Rowling confiesa haber sufrido violencia de género