Stephanie Cayo llegó a Lima para la inauguración de la tienda Rosa Clará. Conversamos con ella para conocer algunos detalles de su boda con el empresario estadounidense Chad Campbell y los hitos más importantes de su carrera.

En una de las entrevistas que COSAS le realizó a Stephanie Cayo, en el mes de febrero, la actriz aseguró sentirse como una gitana. Y es que ella vive entre Lima, Los Ángeles y las ciudades donde se realicen sus rodajes: este año, incluso, rodó a bordo de un crucero de Brasil a España lo que será su debut en los cines: Yucatán, el último filme del director español Daniel Monzón.

Última portada de la revista @cosasperu Gracias @sergijasanada

A post shared by Stephanie Cayo 🍓 (@unlunar) on

A la par de los éxitos en su carrera, su vida personal también se encuentra en uno de sus mejores momentos: en pocos meses se casará con Chad Campbell, su prometido desde el 2015. “Me dijo que lo único que quería para su cumpleaños, Navidad, y todos los días… era a mí. Que dijera que sí. Lo tuvo que repetir varias veces después, porque la primera vez no lo escuché, me puse a dar gritos apenas lo vi arrodillándose. Fue un día muy, muy feliz”, escribió Stephanie Cayo el día que compartió la foto oficial de su compromiso.

Si bien muy poco se sabe sobre su matrimonio, ella nos contó más de un detalle en la última entrevista que le realizamos en la tienda Rosa Clará, que será la firma escogida para diseñar su vestido de bodas.

Una boda mágica

Estamos en una tienda donde se respira matrimonio, Rosa Clará. Aquí es difícil que una chica no tenga ganas de casarse…

Es inevitable, pero el proceso también es divertido. ¡Esta tienda es súper bonita porque cada espacio te permite sentirte en privado!

Se viene tu boda, un evento bastante estresante para muchas mujeres. ¿Cómo lo estás tomando?

¡No siento estrés! No dejo que me estrese porque lo estoy tomando despacio, tengo tiempo y mucha ayuda. No lo estoy haciendo sola. Los partes los hice a mano con un amigo mío, un diseñador de arte colombiano. Él hizo la gráfica y yo hice la letra. Me divertí mucho porque es algo que me gusta. 

¿Cuántas personas esperas para la boda?

Primero se hará algo pequeño en Lima y luego se hará una celebración en Cartagena, Colombia, con nuestros amigos más cercanos.

¿Por qué escogiste Cartagena de Indias?

Al igual que Lima, Cartagena es bastante especial para mí. Yo he vivido muchos años en Colombia, tengo muchos amigos allá y felizmente existen vuelos directos: es un punto intermedio entre la familia de mi novio, que vive en Estados Unidos, y mis amigos. Además es un lugar muy especial para los dos, ya que fue uno de los primeros viajes que hicimos; y es una ciudad maravillosa: la del realismo mágico, el ensueño, la inspiración y el romance.

Fotografía: Diego Valdivia

¿Ya tienes fechas para ambas bodas?

Sí, serán en enero.

¿Y la boda en Lima?, ¿cómo va ser?

La está organizando mi mamá y casi todo es una sorpresa. ¡Ella se está encargando de todo! 

¿Y ya tienes elegidos los vestidos?

Realizaré un viaje a Barcelona con Rosa Clará y, juntas, vamos a hacer los diseños de tres vestidos.

¿Tu novio está nervioso por todo el proceso?

No, él está contento.

¿Cómo es él?

¡Es encantador, es un hombre muy inteligente!

Fotografía: Diego Valdivia

Pasión por el cine

En relación a tu carrera, ¿qué proyectos se vienen?

Acabo de terminar de filmar mi primera película. ¡Estoy feliz! Ha sido una de las mejores experiencias de mi vida, especialmente el filmar con Daniel Monzón, uno de los directores más queridos de España y con un gran equipo de actores como Luis Tosar o Rodrigo De la Serna. Fue una experiencia muy especial porque viajamos de Brasil a Barcelona en un crucero de 21 días. Paramos en África, en España, e hicimos otro crucero por el Mediterráneo. Luego filmamos en Barcelona y Madrid. La primera parte del año estuve por allá y cambié en muchos aspectos.

¿En cuáles?

Uno aprende mucho de la gente con la que trabaja y las diferentes culturas con las que te relacionas día a día. A mí me encanta eso, el contraste de conocer personas de distintas culturas. 

¿Te gustó navegar?

¡Me encantó! Solo estábamos nosotros en un crucero enorme. El tiempo que tuvimos para estar juntos como un equipo fue súper especial. Teníamos mucho que compartir y no creo que eso pase en muchas producciones.

¿De qué trata la película?

No puedo contar mucho… pero ocurre en un crucero. Mi personaje, Verónica, es una de las chicas que actúa, canta y baila en el crucero. ¡Es una comedia y no puedo contar mucho de lo que sucede!

Fotografía: Diego Valdivia

Dentro de poco también se estrena la tercera temporada de Club de Cuervos…

¡He caminando por la calle y me han dicho Mary Luz! En México, sin duda, el éxito ha sido más grande.

¿Estás enganchada con alguna serie ahora mismo?

Acabo de terminar Game of Thrones. Me encantó la última temporada. Y acabo de terminar Narcos: vi la tercera temporada rapidísimo. ¡Hay tanto por ver y a veces no me da el tiempo!

¿Te provoca seguir tu carrera por el lado de las series o las películas?

Hay series que se están haciendo de tan buena calidad que, incluso, se filman como una película. Narcos, por ejemplo, se tomó bastante tiempo por el valor de la producción. Todo depende de la historia. A mí me encantaría hacer ese tipo de series… pero quedé perdidamente enamorada del cine. Ya me había enamorado, solo que aún no me sentía lo suficientemente lista como para hacer mi primera película. Felizmente tuve la suerte de que la experiencia haya sido como fue. ¡Ahora quiero hacer más cine!