El pasado 19 de mayo, Meghan Markle se convirtió en la flamante duquesa de Sussex. Dos meses después de su matrimonio con el príncipe Harry, analizamos cómo han sido sus primeros días como parte de la realeza británica. 

1. Agenda protocolar:

Atrás quedaron los días en que la actriz se tomaba una copa de vino bajo el sol de California o en el que se alistaba para una alfombra roja de Hollywood. El nuevo rol de Meghan Markle como duquesa de Sussex tiene una agenda bastante agitada que debe cumplir a cabalidad. Incluso, cuando solo tenía una semana de casada con el príncipe Harry, asistió a una celebración en honor a su suegro, el príncipe Carlos.

“El duque y la duquesa de Sussex asistieron hoy a su primer compromiso como pareja casada, uniéndose a la celebración del Patrocinio del príncipe de Gales en el Palacio de Buckingham, con motivo de su 70º cumpleaños”, contó el Buckingham Palace. 

2. Protocolo británico:

Meghan Markle ha dejado en claro que no planea dejar su estilo minimal como miembro de la casa real británica. Por ello, hemos visto a la duquesa de Sussex con varios vestidos con los hombros descubiertos, un detalle inusual en las prendas de las mujeres que son royals. 

Aparentemente, seguir las estrictas reglas del protocolo no ha sido del todo fácil para la ex actriz estadounidense. Según reveló una fuente cercana a la revista People, Meghan “siente que algunas reglas de la vida en la realeza son difíciles de entender, como el hecho de que la reina prefiera que las mujeres usen vestidos o faldas y no trajes con pantalones”. Tal vez por esa razón, cada vez que asiste a un evento con el príncipe Harry sin la reina Isabel, utiliza los trajes negros que tanto le gustan. 

Meghan Markle y el príncipe Harry en una visita protocolar a Irlanda a inicios del mes.

3.  Estilo Meghan:

Si has seguido minuciosamente cada look de Meghan Markle en los últimos 60 días, seguramente te habrás dado cuenta que el color favorito de la duquesa de Sussex es el nude. Este tono no solo se luce a la perfección en ella, sino también se ha convertido en un color clave para sus eventos protocolares. 

En estos meses, Meghan ha sabido lucir con estilo y elegancia el nude. Además, para su suerte este color no es uno de los favoritos de la reina Isabel II, quien suele preferir el amarillo o el verde. 

4. Traspié político:

No todo ha sido “color de rosa” para la duquesa de Sussex. Durante su última visita protocolar a Dublín, Meghan Markle rompió el protocolo. Según cuenta S Moda de El País, la senadora Catherine Noone, que asistió a la cena organizada por el embajador británico junto a los duques de Sussex, contó en sus redes sociales que había conversado con Meghan Markle sobre el referéndum de su país a favor del aborto. 

“La duquesa y yo hemos hablado sobre el referéndum, se mostró muy interesada y contenta con el resultado”, escribió Noone. Lo cierto es que ese tweet fue sumamente perjudicial para Meghan Markle, ya que los miembros de la realeza no pueden mostrar de forma abierta sus opiniones políticos. 

El tweet se hizo tan viral, que la senadora trató de esclarecer lo sucedido a través de sus redes sociales y aseguró que solo había sido una “pequeña charla y que la duquesa no quiso opinar al respecto, pero fue encantadora”. Lo cierto es que para la duquesa de Sussex ha sido sumamente difícil dejar de lado su faceta como activista, ya que desde que era solo una niña se ha expresado en favor de los derechos de las mujeres.

5. Familia real:

La familia real británica ha acogido a Meghan Markle con bastante cariño en tiempo récord. En solo dos meses, la duquesa de Sussex ha tenido su primer viaje con la reina Isabel II en el tren oficial de la corona británica. 

Además, junto al príncipe Harry, fue incluida en los retratos oficiales del bautizo del príncipe Louis. Al igual que Kate Middleton, hoy en día el papel de Meghan Markle es sumamente importante en la corona británica. Además, según una publicación de la revista británica Vogue, ella se ha convertido en una de las mujeres más influyentes del Reino Unido. Lo más probable es que su popularidad solo irá creciendo con el paso de los meses.