El príncipe Harry volará a casa poco después del funeral del príncipe Philip para estar con su esposa embarazada, Meghan Markle.

Por Redacción COSAS

La visita del príncipe Harry no tendrá una estadía prolongada. El duque de Sussex no planea pasar mucho tiempo en el Reino Unido después del servicio del sábado, ya que no quiere estar separado de Meghan, quien se encuentra embarazada, por mucho tiempo.

Así, Harry se apresurará a regresar a California para reunirse con Markle y su primogénito, Archie; no sin antes enfrentar a su familia.

Un reencuentro corto e intempestivo

El príncipe Harry y el príncipe William caminarán uno junto al otro durante la procesión fúnebre del príncipe Philip.

Harry se encuentra actualmente en cuarentena en la casa de los Sussex en Windsor, Frogmore Cottage, donde viven su prima Eugenie y su familia. Así, se puede inferir que el Príncipe ya tuvo una primera ronda de conversaciones.

Es la primera vez que Harry regresa al Reino Unido desde que él y Markle dejaron la vida real el año pasado. Y será la primera vez que ve a su abuela, la reina Elizabeth II, a su padre, el príncipe Charles, a su hermano, el príncipe William, a su cuñada Kate Middleton y al resto de su familia desde marzo del año pasado. Pero esta fecha no era la planeada.

El plan original del Príncipe era viajar en julio para la inauguración de una estatua de su madre Diana. Era ahí cuando el mundo esperaba que el duque de Sussex y su familia tuvieran una oportunidad de enmendar sus lazos. Pero, el fallecimiento del príncipe Philip adelantó la fecha.

Lea también:  El libro de Meghan Markle se convierte en un best seller a una semana de su lanzamiento

A pesar de todo, Harry sostiene que aprecia mucho a su familia y, durante su entrevista, le afirmó a Winfrey que todavía siente un gran afecto por su hermano. “Como dije antes, amo a William como a nadie“, dijo. “Hemos pasado juntos por el infierno y tenemos una experiencia compartida, pero estamos en caminos diferentes”.

Meghan no pudo viajar al Reino Unido

A pesar de hacer “todos los esfuerzos” para acompañar a su esposo, Meghan, que está esperando una niña a principios del invierno, no recibió la autorización médica de su doctor para volar. Se encuentra en casa junto a su hijo, Archie.

 

Por su parte, de acuerdo a fuentes muy cercanas a Meghan, la Duquesa deseaba desesperadamente poder acompañar a su esposo e hizo todo lo posible para que se firmara el viaje. Sin embargo, se le prohibió acompañarlo por recomendación médica. Recordemos que Markle se encuentra en el sexto mes de embarazo de su segundo hijo.

Ahora, Harry estaría enfrentando solo a su familia, después de las explosivas afirmaciones sobre su tiempo como miembro de la Familia Real.

No obstante, y en un tono similar al de su marido, declaraciones de una fuente cercana a la Duquesa parecen indicar que el viaje es visto por ella como una oportunidad para enmendar lazos familiares: “Ella cree que es durante estos momentos que la familia debe estar unida (…) Es lo que el príncipe Philip habría querido y manifiesta que está dispuesta a perdonar”, aseguró el informante “con lazos muy cercanos a la duquesa” al Daily Mail.

Así, uno de los reencuentros más esperados del año se está dando antes de lo esperado y en circunstancias muy distintas a las anticipadas. ¿Habrá pasado suficiente tiempo para que todas las partes puedan perdonar? 

Suscríbase ahora para obtener 12 ediciones de Cosas y Casas por solo 185 soles. Además de envío a domicilio gratuito y acceso instantáneo gratuito a las ediciones digitales.