Las propuestas son divergentes, pero la intención es la misma: unirse como industria para internacionalizar y promover el diseño peruano. La Alianza de Marcas de Moda del Perú, recientemente creada por el Gremio de Indumentaria de la Cámara de Comercio de Lima, reúne los esfuerzos de una veintena de firmas locales en pos de esta meta.

El Perú siempre ha sido conocido por la materia prima –nuestro algodón, nuestra alpaca–, pero la verdad es que somos mucho más que eso. Ahora está en nuestras manos que el Perú sea visto como un país que exporta diseño”, opina Jessica Butrich, una de las integrantes de la Alianza de Marcas de Moda del Perú. Y, como ella bien dice, “es muy difícil lograrlo cada uno independientemente, pero juntos creo que sí podemos hacer un cambio”.

“Nuestra misión es internacionalizar nuestras marcas. La gente se está fijando muchísimo en la moda sostenible, en que las marcas que se exportan sean ‘de bien a bien’, es decir, que provengan de buena fuente y que busquen hacer el bien”, revela Sitka Semsch, una de las voceras de la alianza conformada, además, por Ayni, Escvdo, Andrea Llosa, Susan Wagner, Lorena Pestana, Sissai, Alessandra Petersen, Child of the Universe, Sophia Lerner, Mozh Mozh, Itala Testino, Port Zienna, Vagrant, Evolèt, Juan Arias, Rochi Kahn, Pepuño y Qaytu. Estas marcas tienen en común filosofías, visiones e intenciones, y han unido fuerzas para conformar una alianza que, sobre el pilar de la protección de la herencia cultural, los recursos naturales y el empoderamiento de los artesanos peruanos, permita tener al Perú como un referente internacional en el diseño de moda.

“Queremos que la moda peruana logre lo que logró en su momento la gastronomía”, expresan Adriana Cachay y Laerke Skyum, del binomio Ayni, presidentas de esta Alianza de Marcas y conocidas en Instagram como Peruvian Fashion Council. “Tenemos plena seguridad en que el siguiente boom del Peru será el de la moda, pero una moda consciente y responsable”, enfatizan.

“Somos una industria grande, diversa y muy compleja, con distintas metas y visiones, lo cual nos enriquece y aporta muchas oportunidades. Sin embargo, nos dimos cuenta de que, por eso mismo, es importante segmentarnos, agruparnos y así trabajar junto a quienes tengan una visión similar y metas en común”, explica Laerke. “Por eso, propusimos crear esta alianza conformada por marcas de moda –ya no solamente por diseñadores–, con un modelo de negocio establecido, viable y escalable, y con una visión clara de cómo queremos posicionarnos a nivel internacional. Estamos comprometidos con una serie de lineamientos y políticas de comportamiento ético que hemos establecido con la alianza”, explica Adriana.

Su propósito es trabajar de la mano de los demás miembros del Gremio de Indumentaria de la Cámara de Comercio de Lima y también con la Alianza de Diseñadores. En esa línea, la agenda y el plan de trabajo de la alianza, según cuenta el dúo de Ayni, tendrá estrecha relación con las iniciativas propuestas por Mincetur y PromPerú. “La idea es cruzar objetivos y ver en qué puntos podemos colaborar y unir fuerzas”, dice. “Es muy importante acercarnos, crear conectividad y colaboración entre las entidades públicas y las privadas, pero, a la vez, demostrar que somos lo suficientemente independientes para llevar a cabo eventos como el pop up Peruvian Fashion Council, realizado en MATE, que solo suman a las iniciativas generadas por el gobierno. Deseamos ser aliados de eventos como Perú Moda, sí, pero, a su vez, dar a conocer nuevas plataformas y generar propuestas que calcen con nuestras propias necesidades, con un formato distinto e innovador, alineado con las exigencias dinámicas del mercado internacional”, añade.

PRIMER ESTALLIDO

Uno de los objetivos evidentes que se desprenden del objetivo mayor de promover e internacionalizar el diseño peruano es realizar pop ups fuera del país. Por eso, no había mejor manera de celebrar esta nueva alianza que con un evento de tales características, el cual se llevó a cabo el viernes 12 de abril gracias al apoyo del museo MATE, y fue presentado por COSAS y COSAS Moda.

La casona barranquina en la que se erige la institución fundada por Mario Testino fue el escenario perfecto para una iniciativa que pretendía ir más allá de la simple comercialización de prendas. Las piezas ofrecidas por las marcas que forman parte de la alianza –desde los pumps supergirly de Jessica Butrich hasta los blusones holgados y superconfortables de Andrea Llosa– guardaban total armonía con el entorno plagado de arte.

Un día antes del pop up, en el mismo museo, se llevó a cabo un trunk show dirigido exclusivamente a potenciales compradores nacionales e internacionales en el marco de Perú Moda 2019, además de un brunch de lanzamiento, dirigido a la prensa.

“Estamos muy contentas con el resultado y el impacto generado por el trunk show y el pop up. Ambos sobrepasaron nuestras expectativas”, comentan Laerke y Adriana. “La energía y el compromiso de cada uno de los participantes es grande. Nos sentimos unidos y alineados trabajando una sola agenda”. Incluso, “en el mismo evento, surgieron varias propuestas para realizar futuros eventos de posicionamiento para la Alianza de Marcas. Hubo propuestas de replicar el formato pop up a nivel local e internacional, en países como Colombia y México, y ciudades como Nueva York y París”, revelan Adriana y Laerke con gran entusiasmo.

Sin duda, los esfuerzos por posicionar el trademark hecho en el país empiezan a verse reflejados en esta nueva iniciativa, conformada por marcas cuyos diseños son portadores de historias made in Perú.