Una pesadilla húngara: “El hijo de Saul”, Mejor Película Extranjera del Oscar 2016

Brody-Son-of-Saul-1200

“Schindler’s List”, “La vita è bella” y “The Pianist” son algunas de las películas que han retratado la pesadilla de los campos de concentración y que han sido reconocidas con un Oscar. Pero ninguna ha hecho una exploración tan inquietante –que no pontifica, sino que sugiere– como “El hijo de Saul” (“Saul fia”), el debut del director húngaro László Nemes. La película asume el punto de vista Saul Ausländer, un sonderkommando, una clase de prisionero judío cuyo trabajo consistía en limpiar los restos de las cámaras de gas y desaparecer toda evidencia de la carnicería. No vemos lo que Saul; escuchamos los mismos ruidos, sentimos las mismas amenazas y lo acompañamos cuando descubre el cuerpo de un niño que presiente que es el de su hijo. El filme ganó el premio del jurado en Cannes y el Oscar a Mejor Película en Lengua Extranjera, y ahora podremos verlo en Lima.
Fecha de estreno: 10 de marzo.

Ese agridulce encanto: un ciclo dedicado a Ettore Scola

une-journee-particuliere-scola_5500585

Ettore Scola nos dejó a inicios de año y, con él, se extinguió una raza de directores creadores de la comedia a la italiana: género desvergonzado que mezcló la mirada crítica, muy observadora de los vicios y las cualidades entrañables de los italianos con dosis de humor.

La política estuvo más presente en las películas del director de clásicos como “Una giornata particolare” que en las de sus compañeros de promoción. Dicho esto, es importante mencionar que Scola nunca hizo cine de propaganda. En su obra hay paranoia, frío, regímenes castrantes y hambre, pero un hambre que no se llenaba con espagueti y vino, pues sus personajes eran –debajo de su aparente normalidad– extravagantes sin remedio en busca de lo imposible.

Se presenta en el Instituto Italiano de Cultura.

10 de marzo: “Feos, sucios y malos”
17 de marzo: “Una jornada particular”

¿Quién es Trumbo?: Biopic de Dalton Trumbo, el guionista que escribió en la sombra “Roman Holiday” y “Spartacus”

Trumbo-pic-1

En los años cincuenta, el macartismo, que veía como enemigo a todo aquel que fuera comunista o simpatizante, llegó a Hollywood. Varios hombres de la industria fueron acusados por sus propios colegas de profesar una ideología política enemiga de Estados Unidos. Eran tiempos de intrigas, paranoias y puñales en la espalda. Los acusados fueron a juicio. Hubo diez hombres que se negaron a revelar sus simpatías políticas, y fueron condenados a prisión por desacato y convertidos en parias dentro y fuera de Los Ángeles. Pertenecían a una lista negra que les impedía trabajar y los hacía blancos de la matonería en sus comunidades. Entre esos diez personajes estaba el guionista y escritor Dalton Trumbo.

Trumbo es interpretado por el tremendo Bryan Cranston, un actor secundario hasta que encarnó al químico y hombre de familia de la serie “Breaking Bad”. La vida de Trumbo se divide entre filmaciones, pompas hollywoodenses y su casa familiar en un paisaje bucólico hasta que aparece su némesis, Hedda Hopper (Hellen Mirren), una venenosa e hiperpoderosa periodista de chismes, que lideraba junto al vaquero John Wayne una coalición de personalidades conservadoras e intolerantes y que se jactaba de defender los valores estadounidenses. Hopper mueve sus influencias y Trumbo es despedido. Pasa de ser un guionista reconocido y exitoso a ser el autor incógnito de películas hechas al por mayor. También escribe “Roman Holiday”, pero el crédito se lo lleva un amigo suyo.

La de Trumbo es una historia de obstinación, trabajo duro y una cuota de locura: va a prisión, tiene trabajos desgastantes y poco motivadores que terminan afectando sus relaciones familiares. Después, vendrían “Spartacus” y “Exodus”, el reconocimiento y el final feliz. “Trumbo” no es una gran película, sino una cinta didáctica que nos recuerda uno de los episodios más oscuros de Hollywood.

Actúan: Bryan Cranston, Diane Lane, Helen Mirren y Louis C.K.
Fecha de estreno: 10 de marzo.

Texto: Ana Carolina Quiñonez