Los ocho episodios de la tercera temporada de Stranger Things fueron lanzados desde Santiago de Chile para Latinoamérica. El monstruo, antagonista de la serie, permaneció oculto durante todo este tiempo y ahora, en pleno verano de 1985, planea apoderarse de Hawkins, Indiana, donde, en paralelo, el nuevo centro comercial juega un papel protagónico.

El lugar escogido para el encuentro con los actores Natalia Dyer (Nancy Wheeler), Charlie Heaton (Jonathan Byers) y Joe Keery (Steve Harrington) fue un parque de diversiones llamado Juegos Diana, convertido para la ocasión en la Stranger Things Fun Fair, donde los periodistas invitados a este lanzamiento pudimos disfrutar de los juegos del lugar, que incluyeron la Caza del Demogorgon, solicitar nuestros barquillos de la heladería de la tercera temporada, Scoops Ahoy, y tomarnos diferentes fotografías inspiradas en la serie ambientada en los años ochenta.

Fue muy grato conversar con Dyer, Heaton y Keery y hablar del paso del tiempo. “Al acercarnos a la adolescencia, a todos nos cambió la vida”, señalan. Los romances van naciendo entre ellos y, en el plano profesional, han experimentado un crecimiento actoral, sin perder su simpatía y deseos de compartir con sus fans y la prensa en total complicidad.

Nos cuentan que el éxito de Stranger Things viene de la mano de grandes satisfacciones, como viajar por diferentes países, conocer a gente muy capaz y lograr crear un producto que lleve un poco de alegría a quien lo ve, y también de retos: “Es una ‘cosa muy extraña’, como el nombre de la serie”, nos dicen bromeando.

La primera temporada fue como una película, una secuencia larga de eventos. La segunda se enfocó más en los personajes y las relaciones entre ellos. ¿Cuál es el tratamiento de esta tercera temporada?

Todo se acentúa, tanto las tramas de terror y suspenso, como el humor y la complejidad de los personajes, que es posible porque los niños han crecido mucho entre la segunda temporada y esta.

Lea también:  Todo lo que sabemos de la nueva comedia romántica de Noah Centineo

Ha habido tantos cambios entre los años ochenta y la actualidad, tanto en el vestuario como en la información y la tecnología… ¿Qué es lo que más les gusta de la época en la que la serie está ambientada?

El cambio en la manera de comunicarse. Hoy en día, ¡salimos sin el celular a la calle y estamos perdidos! Es bonito recordar que las personas vivieron tanto tiempo sin las tecnologías de ahora. El crecimiento en las redes sociales ha sido exponencial en los últimos años, por ejemplo.

¿Cuál fue el personaje que más les sorprendió?

Creo que un personaje que ha crecido mucho es el de Priah Ferguson (Erica Sinclair); es una tremenda actriz que está siempre preparada, siempre aportando ideas y comentarios interesantes durante el rodaje.

¿Sienten que los roles femeninos han tenido más peso que antes?

Sí, y también la complejidad de las relaciones de los personajes femeninos. De todas formas, la serie desde un inicio ha tenido personajes femeninos fuertes.

En esta temporada hay nuevos personajes, como Robin, interpretada por Maya Hawke; el alcalde Larry Kline, interpretado por Cary Elwes, entre otros; y el centro comercial se convierte en un centro de batallas, con nuevos experimentos y agentes misteriosos alrededor, que, se especula, provienen de la Unión Soviética.

La aventura y la diversión, como siempre, están aseguradas, así como el guiño permanente a referentes de los años ochenta, que hará las delicias de los más nostálgicos.