La película surcoreana de Bong Joon Ho, es la que ha llevado más espectadores en Perú entre las ganadoras del Oscar en los últimos 10 años. Parasite fue la gran ganadora de la edición 92 de los premios de la Academia.

Por Redacción COSAS

La noche del Oscar 2020, la comedia dramática Parasite se convirtió en la gran sorpresa de la noche al llevarse cuatro premios Oscar. Sus expectativas se basaban en el premio a Mejor Película Extranjera, pero sorprendió al llevarse además Mejor Guión, Mejor Director y Mejor Película. Fue la primera vez que una producción en idioma no inglés terminaba con el premio principal bajo el brazo. Así, el director Bong Joon Ho cerró una temporada que empezó por todo lo alto en 2019 al ganar el Festival de Cannes.

¡Parasite hizo historia en el Oscar!

Las cifras en Perú

Nuestro país no ha sido indiferente al suceso mundial en el que Parasite se ha convertido. Aunque la película ya estaba disponible en plataformas desde el año pasado, las dos únicas funciones que tuvo en noviembre de 2019 en el marco de La Semana del Cine de la Universidad de Lima, fueron llenos totales. Desde su ingreso a la cartelera local el 6 de febrero de este año, su movimiento ha sido impresionante. En estos momentos, la obra de Bong Joon Ho es la película más vista en nuestro país en los últimos diez años de ganadoras del Oscar.

Oscar 2020 Parasite

Anteriormente, La forma del agua de Guillermo Del Toro encabezaba esa lista con 123,046 espectadores, cifra que ha sido superada ampliamente por Parasite, que ya se acerca a los 300,000 espectadores. Hay que recordar que tras su éxito en el premio Oscar, esta producción surcoreana ha alcanzado una taquilla mundial que ya llega alrededor de los US$ 232 millones.

Lea también:  Cineguía: el estreno de "Wonder Woman", "La novia", y mucho más

Lo que más debe alegrarnos del éxito de esta película, lo es el hecho que no solo que se trate de una obra de innegable calidad, sino que el espectador peruano comience a ser más sensible a cinematografías más allá de Hollywood. Ese espíritu de apertura podría traducirse en un enriquecimiento de nuestra cartelera con producciones asiáticas, europeas y del resto del mundo.