Un amor para recordar: Todd Haynes nos regala “Carol”, la mejor película del año

gallery-1447343181-carol-poster2-final

Si las pinturas de Edward Hopper tuvieran sonido y movimiento serían Carol, la última cinta de Todd Haynes. Hay algo sencillo y conmovedor en ambos.

El discurso político dirá que Carol es una obra militante pro derechos gay. Pero lo que encontramos, más bien, es una historia de amor entre Carol y Therese en la Nueva York de los años cincuenta, tratada con una elegancia y una sugerencia que nada tienen que ver con la determinación manida y la falta de matices propias de las películas de propaganda.

Carol (Cate Blanchett) es una mujer madura, adinerada y con mundo. Tiene una rígida belleza nórdica. (F. Scott Fitzgerald escribió en un cuento que los suecos no tienen posibilidades para las grandes tristezas o los grandes gozos). Esa es la primera impresión que ella nos deja en la tienda de juguetes donde conoce a Therese (Rooney Mara), una belleza joven y quebradiza de cabello oscuro y ojos curiosos. Entre muñecas de porcelana y trenes eléctricos pintados a mano, trabaja como vendedora, pero su pequeño departamento exhibe las huellas de su amor por la fotografía: químicos, cuarto oscuro y trabajos que no muestra a nadie.

En la película asistimos al deshielo de estos dos personajes. Con Therese en su vida, Carol se vuelve más espontánea, juguetona y cariñosa. Con Carol, Therese empieza a tomar mejores fotos, retratos sobre cosas en las que cree. Pero en los moralistas años cincuenta, un romance debe ser interrumpido por fuerzas superiores. Felizmente la película no termina allí. No sé si tiene un final feliz, pero es uno que nos anima a vivir sin miedo.
En “Carol”, el director Todd Haynes encuentra su propia y estilizada manera de contar una historia de amor. Y de sorprendernos y emocionarnos como si fuera la primera vez.

Actúan: Cate Blanchett, Rooney Mara, Kyle Chandler y Sarah Paulson, entre otros.
Fecha de estreno: 11 de febrero.
El lado patético de la perfección: Ben Stiller dirige y protagoniza Zoolander No. 2

HCv9uRPQgxox

En 2001, irrumpió una comedia desquiciada sobre el mundo de la moda: Zoolander. A críticos como Roger Ebert no les hizo nada de gracia, pero a los comunes mortales nos dejó personajes y situaciones absurdas e inolvidables. Quince años después llega Zoolander No. 2, y lo hace con nuestra dupla descerebrada favorita: Derek Zoolander (Ben Stiller) y Hansel (Owen Wilson). En esta película, los modelos son convocados por una voluptuosa exmodelo de trajes de baño (Penélope Cruz) para salvar a las personas más bellas, jóvenes y mediáticas de un ser perverso que quiere desaparecerlos. Spoiler inofensivo: aparecen Ariana Grande, Justin Bieber y Macaulay Culkin. Taquillazo a la vista.

Actúan: Ben Stiller, Owen Wilson, Will Ferrell, Penélope Cruz, Kristen Wiig y Benedict Cumberbatch, entre otros.
Fecha de estreno: 11 de febrero.
El nuevo cine indie: lo que nos dejó el último Festival de Sundance

the-birth-of-a-nation.26564.16612_BirthofaNation_still4_NateParker_ArmieHammer__byElliotDavisDel 21 al 31 de enero, el mundo del cine fijó su mirada en el pequeño y nevado pueblecito de Park City, donde se celebró el festival de cine independiente más importante de Estados Unidos. La sorpresa: Netflix y Amazon fueron los mayores compradores de películas. La protagonista: The Birth of a Nation, pues ganó el Gran Premio del Jurado y el Premio del Público. Las latinas: Mi amiga del parque, de la directora argentina Ana Katz, que se llevó el premio al Mejor Guion Internacional, y La ciénaga, entre el mar y la tierra, de los colombianos Manolo Cruz y Carlos del Castillo, que obtuvo Premio del Público y Actuación Internacional. Las que tenemos que anotar: Manchester by the Sea, de Kenneth Lonergan; The Eyes of My Mother, del debutante Nicolas Pesce; Certain Women, de Kelly Reichardt; y Little Men, de Ira Sachs.

Texto: Ana Carolina Quiñonez