Las acciones del gigante en ventas online se dispararon en un 8,5 % este miércoles tras la reaparición de Jack Ma. El multimillonario no había hecho una aparición pública desde noviembre.

Semanas de especulación sobre el paradero de Ma llegaron a su fin, fue un total de 88 días. Según indican medios chinos, el filántropo chino se reunió con 100 maestros de las zonas rurales de China por videoconferencia. En el video porta una polera azul y se dirigía a la cámara desde una habitación con paredes de mármol y una alfombra a rayas.

Lo que sigue bajo especulación es el la locación de Jack Ma. Si bien su aparición puso fin a las especulaciones sobre su bienestar, ni las imágenes ni el artículo de Tianmu News revela el lugar en el que está.

Regocijo en la bolsa

Ma, una de las personas más ricas de Asia con una fortuna estimada en alrededor de 58 mil millones de dólares, acaba de incrementar su riqueza. Tras la reaparición del multimillonario, las acciones de Alibaba se dispararon un 8,5 por ciento a 265 dólares en la bolsa de Hong Kong.

Imaginamos la noticia alegró a más de un inversionista. Sobretodo después del desplome que se sufrió de más de un 18 % desde la última vez que el empresario apareció públicamente.

Meses de incertidumbre

Recordamos que las especulaciones sobre el paradero del fundador de Alibaba empezaron el mes de octubre del año pasado. Cuando no participó como juez en la grabación del programa Africa’s Business Heroes, actividad que realiza sin falta, se prendieron las alarmas especulativas a nivel mundial.

Lea también:  El Festival de Cannes no se realizaría por el coronavirus

Fue en un evento público realizado en Shanghái, en octubre, cuando Ma hizo su última aparición pública. Desde entonces, hasta la fecha, nadie podía dar con su paradero. A pesar que representantes de Alibaba y Ant atribuyeron su ausencia a un conflicto de horarios, varios medios recordaron que la ausencia de Ma coincidía con los comentarios críticos que hizo contra el sistema bancario chino.

Tras esas críticas, los reguladores chinos bloquearon la esperada salida a la bolsa récord de 37 mil millones de dólares de Ant Group, la filial financiera de Alibaba. La medida fue interpretada por varios analistas como una represalia por la franqueza de Ma. Afortunadamente, con su reaparición vemos que el castigo impuesto fue únicamente fiscal.