Atletas de todo el mundo llegaron a Tokio a vivir la experiencia con la que soñaron a los largo de sus vidas en los Juegos Olímpicos más extraños de la historia.

Por Redacción COSAS

Tokio

Tokio 2020 se celebra un año después debido a la pandemia del COVID-19.

El año pasado, la competencia deportiva más importante a nivel mundial debió posponerse debido a la pandemia del COVID-19. Las estrictas medidas de confinamiento y el cierre de fronteras impedían que atletas de todo el mundo se reunieran en la capital del país del sol naciente.

Un año después, el 23 de julio se dará inicio a las diversas competencias pero, a pocos días de su comienzo, todos los atletas se encuentran ya en la capital asiática, viviendo el sueño de Tokio 2020.

La organización de los Juegos Olímpicos no ha escatimado en esfuerzos para que la bioseguridad de cada una de las delegaciones sea lo que prime.

Máximo cuidado

En el aeropuerto, los participantes deben someterse a varios controles.

El control comienza desde antes de viajar a Tokio. Se debe juntar una serie de documentos oficiales, seguidos de pruebas de coronavirus y un diario de toma de temperatura de 14 días previos.

Luego del vuelo desde cualquier parte del mundo, el avión que aterriza en Japón tiene el mandato de mantener en sus asientos a cualquier persona vinculada a los Juegos. Después, los controles continúan como si la primera prueba de Tokio 2020 sea salir con algo de paciencia del aeropuerto.

Tras pasar los protocolos ,  todos los asistentes deben someterse a una cuarentena que solo les permite salir una vez al día a hacerse una prueba de coronavirus al centro de prensa y unos 15 minutos al día para comprar necesidades básicas.

Lea también:  ¿No recuerdas dónde estacionaste tu auto? Google Maps tiene la solución

Los deportistas se mantienen en villas que la boxeadora de la delegación salvadoreña, Argentina Solórzano, ha definido como “una ciudad en sí misma” por su tamaño.

Ello, los ayuda a no aburrirse y su concentración en su competencia hace que cumplan cada uno de los protocolos con rigurosidad.

Problemas para los Juegos

Tokio

Hay una inquietante elevación en la cifra de contagiados en Japón.

Sin embargo, el constante monitoreo a cada una de las delegaciones y periodistas asistentes no es el único problema al que se ha enfrentado la organización de los Juegos.

La reciente dimisión del compositor de la música para la ceremonia inaugural, Keigo Oyamada, tras el escándalo por unas entrevistas que concedió hace años y en las que admitía acosos a compañeros discapacitados de clase durante su infancia ha sido solo el último de los problemas para los Organizadores.

Además, Toyota, uno de los grandes patrocinadores del evento, retiró su apoyo por el escaso respaldo popular de la competencia, lo que ocurrió después de la dimisión forzada del expresidente del comité organizador tras comentarios sexistas.

A todo esto se le suma la inquietante cifra elevada de contagios en pleno estado de emergencia, lo cual representa todo un desafío para un Japón que esperaba mostrar su “renacer” al mundo luego de su triple crisis del 2011.

Suscríbase ahora para obtener 12 ediciones de Cosas y Casas por solo 185 soles. Además de envío a domicilio gratuito y acceso instantáneo gratuito a las ediciones digitales.