Tras el anuncio del nuevo gabinete de Pedro Castillo, la divisa nacional experimentó su mayor caída diaria en más de siete años.

Por Redacción COSAS

Desde la polémica juramentación de Guido Bellido como Premier, hasta la presentación inicial de tan solo 14 de los 16 ministros; decir que los primeros días del Gobierno de Pedro Castillo han estado rodeados de incertidumbre sería un eufemismo.

El eventual nombramiento de Pedro Francke como ministro de Economía y Finanzas poco hizo para frenar las dudas sobre la dirección económica que seguirá el país.

Empero, fue el nombramiento de Bellido, un parlamentario investigado por apología al terrorismo, la estocada final -para muchos- de un posible gobierno de izquierda moderado. Este nuevo escenario rodeado de dudas ha repercutido en nuestra moneda local, la cual se ha devaluado y ya superó la barrera psicológica de los cuatro soles por dólar.

Uno de los tipos de cambio más altos de nuestra historia, repasamos 3 efectos próximos por la gran caída del sol peruano.

1. Inflación

El primer efecto de la caída del sol peruano es que va a potenciar el aumento de la inflación, que ya venía subiendo por el alza en el precio de las materias primas y la recuperación económica global. La canasta básica, que incluye muchos productos importados, verá un incremento de precios, dicen los expertos, algo que influye directamente en el presupuesto de las personas, particularmente en el poder adquisitivo de las familias con menores ingresos.

Guido Bellido, presidente del Consejo de Ministros y, mano derecha de Castillo y Cerrón, está siendo investigado por la Fiscalía por presunta apología del terrorismo.

2. Deudas en dólar

El segundo es que el alza del dólar afecta negativamente a quienes tienen deudas en la moneda estadounidense. Algunas personas han solicitado préstamos en dólares, y otras han acordado el pago de costos fijos mensuales como el alquiler en esa moneda.

En paralelo se espera un aumento del valor de bienes importados como productos tecnológicos, vehículos o algunas medicinas.

Por otro lado, hay algunas empresas endeudadas en dólares, del mismo modo que existe un nivel de deuda pública en esa denominación. “Lo más preocupante es una posible revisión a la baja de la calificación crediticia del país”, dijo Diego Macera, economista y gerente general del Instituto Peruano de Economía (IPE).

3. Se beneficiarían los exportadores

Una tercera consecuencia tiene que ver con los exportadores, quienes se benefician con la subida del dólar, y Perú es el segundo mayor exportador de cobre del mundo. Visto desde esa perspectiva, podemos esperar algunos efectos positivos en términos de ingresos fiscales.

Desafortunadamente, todos los economistas coinciden en que, a final del día, la caída de cualquier divisa local generará principalmente efectos negativos en un país. Con la nueva incertidumbre respecto al voto de confianza y la interpelación de ministros, esto podría ser la premisa de un escenario aún más preocupante.

Suscríbase ahora para obtener 12 ediciones de Cosas y Casas por solo 185 soles. Además de envío a domicilio gratuito y acceso instantáneo gratuito a las ediciones digitales.