La ciudad de Windsor es famosa por su castillo y su conexión con la realeza. Pero tiene más atractivos para ofrecer a los turistas. 

Windsor es considerada una de las ciudades históricas más hermosas del Reino Unido y un excelente destino para aprender sobre la familia real. Por ejemplo, de ahí proviene el apellido de la casa real británica, el cual fue adoptado en plena Primera Guerra Mundial por ser considerado más inglés que el nombre original, Saxe-Coburg y Gotha, de procedencia alemana. Además, el príncipe Harry y Meghan Markle se casarán en la Capilla de San Jorge, en el Castillo de Windsor, este sábado 19 de mayo.   

Windsor pertenece al condado de Berkshire, a unos treinta minutos de Londres. Ahí se encuentran algunas de las propiedades más caras del Reino Unido, así como algunas de las mejores tiendas. Pero también tiene hermosos paisajes compuestos por parques y el río Támesis. Además, está unida por un puente a la ciudad de Eton, conocida por el prestigioso Eton College para hombres, donde estudió el ex primer ministro David Cameron y los príncipes William y Harry.    

En un solo día se puede dar un paseo y tener una impresión sobre la ciudad. Estos son los principales atractivos turísticos: 

Castillo de Windsor, Capilla de San Jorge y el Gran Parque de Windsor

Es la residencia favorita de la reina Isabel II durante los fines de semana y feriados, lo que lo convierte en el castillo ocupado más grande y antiguo del mundo. Tiene cinco hectáreas y se necesitan por lo menos tres horas para conocer las partes abiertas al público. 

Lea también:  3 minutos con Victoria Beckham

Se pueden visitar los lujosos apartamentos de Estado; la Capilla de San Jorge, escenario de quince bodas reales, y la Casa de Muñecas de la reina María, la más grande y famosa del mundo, con réplicas en miniatura de piezas del Castillo de Windsor. También se puede ver el cambio de guardia a las once de la mañana, el cual dura treinta minutos aproximadamente, y dar una vuelta o hacer un picnic en el Gran Parque de Windsor.

Con más de dos mil hectáreas, este parque es público y permite apreciar el Castillo de Windsor desde muchos ángulos. Además, tiene diferentes tipos de vegetación y hasta venados paseando libremente.   

Legoland

Un parque de diversiones para toda la familia con atracciones hechas con piezas de Lego. El parque no es muy grande, pero para los fanáticos de Lego es posible pasar la noche ahí

Frogmore House

Ubicada muy cerca del Castillo de Windsor, es una residencia real desde 1792. Su nombre, Frogmore House, proviene por la gran cantidad de ranas (frog en inglés) en esa zona pantanosa. La reina Charlotte agrandó y modernizó la residencia. Tras su muerte pasó a su hija mayor, la princesa Augusta. Como la princesa no tuvo hijos, la reina Victoria se la dio a su propia madre, la duquesa de Kent, quien la usó y redecoró hasta su muerte en 1861. En la actualidad, el príncipe Carlos ofrecerá en Frogmore House una cena para doscientos invitados por el matrimonio de su hijo, el príncipe Harry, Meghan Markle.  

Ahí también se pueden encontrar los mausoleos de la reina Victoria y el príncipe Albert, así como de la madre de la monarca, la duquesa de Kent.  

Lea también:  Maestría en Dirección de la Comunicación Empresarial: una respuesta de la UPC a las nuevas exigencias del mercado

Hipódromo de Windsor y el río Támesis 

También muy cerca del Castillo de Windsor y a orillas del río Támesis, el Royal Windsor Racecourse tiene caballos pura sangre. Las carreras van de abril a octubre. La ubicación del hipódromo permite llegar en barco, luego de un paseo por el río Támesis.  

Stoke Park

Los amantes del golf pueden recrear el partido entre James Bond y Auric Goldfinger en el green de Stoke Park Cuntry Club. Además del campo de golf de 27 hoyos, el hotel también tiene piscina, canchas de tennis y spa.  

Windsor Royal Shopping

El centro comercial está dentro de la estación de tren y ambos comparten una arquitectura victoriana. Muchas de las características originales aún permanecen, como las piedras adoquinadas y la sala de espera de la reina Victoria. Hay más de cuarenta tiendas, restaurantes y cafés, que abren todos los días.