A medio camino entre el desayuno y el almuerzo, el brunch reúne lo mejor de uno y de otro, además de ser perfecto para conversaciones largas y distendidas, mientras se disfruta de algún espumante. Visitamos hoteles y restaurantes para conocer diferentes propuestas. ¿Cuál es tu favorita? 

Por María Alejandra López / Fotos de Diego Valdivia y André Agurto

1. La perfección del brunch, en Tragaluz

Para Augusto Baertl, propietario y director creativo del restaurante, su terraza es un plus para disfrutar un brunch diferente durante el verano que ya empieza a quemar. Además, durante los sábados -la propuesta también funciona los domingos- hay un dj que le pone beats a la experiencia. 

La carta es bastante completa. No faltan clásicos como huevos benedictinos y omelettes, pero también incluyen propuestas innovadoras como los huevos con entraña y cebolla caramelizada; la sartén de huevos fritos, hongos de Porcón y aceite de trufa blanca; o la contundente sartén de huevos fritos con salchicha de Huacho y papas fritas. Entre las opciones criollas, destacan el sánguche de pescado con palta, salsa criolla y crema de rocoto, y el sánguche de chicharrón de cerdo. 

También hay opciones light para cuidar la figura: hay un bowl de yogurt griego, berries, frutas y granola; el quiche de acelga y pecorino; o la ensalada de radicchio con lechugas, tomates orgánicos y palta rellena de queso cottage. Y no podían faltar los dulces: las tostadas francesas hechas a base de panettone con crema batida, miel y frutos rojos; y los hotcakes con miel de maple, berries y crema batida.

El comensal puede elegir el paquete “brunch time”. ¿Qué incluye? Una canasta de panes, un café americano o una infusión -aquí trabajan con hierbas naturales-, un jugo natural, una jarra de agua detox -con romero, pepino y lima-, dos platos a elección de la carta, y una deliciosa mantequilla de cashew

La propuesta completa del brunch Tragaluz.

No podían faltar los cócteles para englobar el menú. Tragaluz ofrece una propuesta muy interesante: mimosas ilimitadas por 49 soles. “Queríamos realizar un brunch contundente con lo que más le gustaría a un limeño. Nos ha ido muy bien y queremos continuar con esta propuesta”, resalta Baertl. Y no se equivoca.

Tostadas francesas al estilo Tragaluz, a base de panettone.

¿Dónde? 

Calle Los Carolinos 118, Miraflores. Terraza del hotel Belmond Miraflores Park

Lea también:  Cocteles con COSAS y Carmen Carrera

¿Cuándo?

Sábados y domingos de 11 a.m. a 3 p.m. 

Precio del paquete Brunch Time: 79 soles por persona. 

Siguiente página: El brunch infinito de Social