El diseñador de Chanel y Fendi, Karl Lagerfeld, fue el encargado de la puesta en escena de esta nueva edición de la gala anual más importante del principado. Carolina de Mónaco fue la anfitriona del evento, pero todas las miradas estuvieron en Charlotte, que asistió por primera vez con su novio, Dimitri Rassam, y en Beatrice Borromeo, que –se especula– podría estar esperando a su segundo hijo. En contraste, los grandes ausentes fueron Alberto (quien cumplió sesenta años el 14 de marzo) y Charlène de Mónaco; Andrea y Tatiana Santo Domingo; y Sassa de Osma y Christian de Hannover, quienes disfrutaron de unos días de descanso en Lima.

el baile de la rosa

Inshirah Geter, Henry Saint Clair Fredericks, la princesa Carolina, Karl Lagerfeld, Charlotte y Pierre Casiraghi, Beatrice Borromeo y Alexandra de Hannover.

Mónaco se convirtió en Manhattan por una noche, gracias a la visión del legendario Karl Lagerfeld, que eligió el motivo del Manhattan Ball para la gala anual del principado más chic del mundo. Luego de la fabulosa boda real de Alessandra de Osma y Christian de Hannover en Lima, muchos de los invitados al matrimonio volaron a Mónaco para la siguiente cita social de la temporada, el Baile de la Rosa que la familia Casiraghi ofrece cada año en el Sporting Club del principado, para recaudar fondos en beneficio de la fundación Grace Kelly.

Al principio de la noche del 24 de marzo se vio a Alexandra de Hannover recibir a los invitados junto con su novio Ben-Sylvester Strautmann, quien también la acompañó en Lima, y su hermano, Pierre Casiraghi, otro de los que asistieron al matrimonio en el Perú. Carolina llegó del brazo de Karl Lagerfeld, en un vestido de Chanel, y también alegró la noche la presencia del novio de Charlotte Casiraghi, el productor Dimitri Rassam, con quien tiene previsto casarse en los próximos meses. Es la primera vez que Dimitri y Charlotte hacen una aparición oficial de este tipo desde su compromiso.

Dimitri es el hijo de la actriz francesa Carole Bouquet. Se sabe que hace un año le pidió matrimonio a Charlotte, y que se casarán este verano europeo, probablemente en la casa de Bouquet, en la isla de Pantelleria, en Sicilia, donde la actriz tiene una residencia de doce hectáreas con viñedos.

el baile de la rosa

Cada año en el Sporting Club de Montecarlo, la familia Casiraghi ofrece el Baile de la Rosa para recaudar fondos en beneficio de la fundación Grace Kelly. En esta ocasión, los asistentes se deleitaron con el blues del músico Taj Mahal.

Será el segundo matrimonio para Dimitri. En 2010 se casó con la modelo rusa Masha Novoselova, con quien tuvo una hija, Daria, al año siguiente. Por su parte, Charlotte nunca ha estado casada, pero tiene un hijo, Raphaël, de cuatro años, fruto de su relación con el actor marroquí Gad Elmaleh.

Lea también:  Teatro de luto: fallece Osvaldo Cattone

Desde que empezaron a salir, ambos siempre se han comportado de manera muy discreta. En junio de 2017, Charlotte presentó “oficialmente” a su novio en el Concurso Internacional de Saltos de Mónaco, donde Dimitri compartió palco conCarolina, demostrando que ya había sido aceptado por la familia de su pareja. Meses más tarde se les vio en la boda civil de Christian de Hannover y Alessandra de Osma, en Londres. Absolutamente integrado a la familia, el productor formó parte del reducido –y selecto– número de invitados que fueron testigos del matrimonio del segundo hijo de Ernst de Hannover.

Y aunque, en un comienzo, sus encuentros públicos se centraban exclusivamente en el ámbito familiar, en noviembre ya posaban ante los fotógrafos de Los Ángeles, en una gala hollywoodense.

Sassa y Christian de Hannover

Luego de los tres días oficiales de festejos por su matrimonio –precedidos por otros tantos no oficiales–, Sassa celebró sus treinta años en Lima, junto a su esposo. La pareja, que ya ha vivido en Madrid por varios años, decidió darse un respiro luego de su luna de miel, para descansar en Lima antes de emprender su regreso a España el pasado domingo 25 de marzo.

el baile de la rosa

Sassa de Osma y Christian de Hannover descansaron en el Perú antes de regresar a Madrid el 25 de marzo. En la foto, en el Baile de la Rosa 2017.

Sassa organizó un sencillo almuerzo en el restaurante El Mercado, donde solo asistieron sus más cercanos amigos; entre ellos, sus primos Sebastián de Osma, Mónica, Andrea y Lucía Gallese, Almudena Bentín, Rafaella Raffo, Isabella Ghibellini y su novio Emilio Farah, e Isabel y Lucho Miró Quesada.

Lea también:  El gran momento de Patricia Barreto

La pareja espera retomar su ritmo de vida habitual en Madrid, en donde Sassa estudia las nuevas tendencias que llevará a las tiendas Isidra y Pretty Ballerinas, situadas en Lima, de las cuales es socia fundadora. En compañía de Christian, se la espera ver en el matrimonio de Charlotte Casiraghi y Dimitri Rassam.

el baile de la rosa

Es la primera vez que Dimitri y Charlotte hacen una aparición oficial desde su compromiso.

Los sesenta de Alberto

Alberto de Mónaco no pudo estar presente por encontrarse en pleno viaje oficial a Colombia. Su esposa, Charlène, tampoco pudo asistir, siendo esta la cuarta edición del baile en la que no participa y, por ende, deja a Carolina de Mónaco como anfitriona del evento. El mes pasado, concretamente el 14 de marzo, Alberto cumplió sesenta años. Cuando nació, en 1958, en el palacio del pequeño principado, la felicidad tomó los corazones de sus padres, el príncipe Rainiero III y la princesa Grace. En ese momento la princesa Carolina tenía poco más de un año y, al poco tiempo, junto a su nuevo hermano –el entonces príncipe heredero–, se lució en una recordada portada de la revista “Paris Match”, que hizo una sesión especial de fotos en Montecarlo. En esa imagen, Carolina aparece dando un beso en la frente a Alberto, por quien siempre ha sentido gran admiración. De hecho, cuando ella fue madre, lo nombró padrino de sus dos hijos, Andrea y Pierre.

el baile de la rosa

Alberto nació el 14 de marzo de 1958. Sucedió a su padre como príncipe soberano de Mónaco el 6 de abril de 2005.

Al terminar el colegio, Alberto decidió continuar sus estudios en un college de Estados Unidos, el país de origen de Grace. Se dice que eso influyó mucho en su carácter, ya que su mirada de la vida es bastante pragmática, mucho más cercana a la de un estadounidense que a la de un europeo. El college elegido fue Amherst, en Massachusetts, y en él ingresó a la fraternidad Chi Psi, la misma donde estuvo el padre de Bill Gates (William H. Gates) o Nicholas Brady, quien fue secretario del tesoro durante el gobierno de Ronald Reagan.

el baile de la rosa

Al poco tiempo de nacer, Alberto de Mónaco se lució junto a su hermana Carolina en una recordada portada de la revista “Paris Match”.

En 1981 se graduó con un Bachelor of Arts en Ciencias Políticas y también pasó a liderar la lista de los solteros codiciados del mundo. Aunque sus relaciones no fueron tan mediáticas como las de sus hermanas Carolina y Stéphanie, siempre se especuló sobre su vida sentimental. Su soltería fue larga, eso sí, y antes de que se casara –a los cincuenta años con la campeona de natación sudafricana Charlène Wittstock– se le relacionó con mujeres como Brooke Shields, Lisa Marie Presley, Claudia Schiffer y Sharon Stone, entre otras bastante más anónimas, como la camarera estadounidense Tamara Rotolo, madre de su hija Jazmin Grace, quien hoy tiene veintiséis años, y la azafata togolesa Nicole Coste, madre de su hijo Alexandre, que nació en 2004. “Todo va bien. No hay ningún problema. Alberto se ocupa de nosotros, en contra de lo que dicen los medios”, dijo Nicole en una entrevista a “Vanity Fair” España al instalarse hace unos años en Londres y en medio de los cuestionamientos que por entonces se hacían en relación a la sucesión dinástica del principado.

Lea también:  Taron Egerton: el actor que interpreta a Elton John en "Rocketman"

Fanático de los deportes y del cuidado del medio ambiente, Alberto II de Mónaco –que sucedió a su padre el 6 de abril de 2005– llega a sus sesenta años siendo también padre de los gemelos Jacques (legalmente su futuro sucesor) y Gabriella (de tres años y medio), los dos hijos que tuvo con Charlène. En la esfera pública, está claro que es el líder indiscutido de su familia –se dice que todas las decisiones pasan por él– y de un país que no deja de innovar para seguir siendo uno de los focos más atractivos para los millonarios del mundo.

¿Dos nietos más para Carolina?

Luego de que, en Año Nuevo, Beatrice Borromeo se abstuviera de esquiar durante su viaje a St. Moritz con Pierre Casiraghi y, en lugar de ello, se dedicase a pasear por el pueblo e ir de compras, la revista italiana “Chi“ publicó los rumores de que estaría embarazada de su segundo hijo. La pareja tuvo a Stefano en febrero de 2017, pocos meses después de haber contraído matrimonio. Se esperaba ver a la guapa italiana en Lima para el matrimonio de Sassa y Christian de Hannover, pero finalmente Pierre asistió solo. Y ahora, en Mónaco, Beatrice se presentó con un vestido negro de terciopelo, ideal para disimular cualquier cambio en la silueta, si bien, aun así, se dejó ver lo que podría ser una pequeña barriga.

el baile de la rosa

Andrea Casiraghi y Tatiana Santo Domingo ya son padres de dos hijos: Alexandre e India.

Por estos días se espera el nacimiento del tercer hijo de Andrea Casiraghi y Tatiana Santo Domingo, quien no asistió al Baile de la Rosa por su avanzado estado de gestación. Como se recuerda, la pareja contrajo matrimonio en Mónaco, en agosto de 2013.