Un juez será el encargado de realizar el cálculo de la compensación que Katy Perry deberá abonar por plagiar una canción cristiana de rap.

La defensa de los autores de la canción cristiana de rap que supuestamente fue copiada inapropiadamente por Katy Perry para la canción “Dark Horse”, aseguran que el éxito de la artista estadounidense generó en 2013 un total de 41 millones de dólares.

Esta cifra millonaria servirá a la defensa del grupo cristiano para elaborar el cálculo de compensación por daños en el juicio por violación de derechos de autor. Hace pocos días, en el centro de Los Ángeles, un jurado de nueve personas decidió por unanimidad que “Dark Horse” es una copia de la canción cristiana de rap de 2009 “Joyful Noise”.  En el documento se especifica que seis compositores y las cuatro empresas que lanzaron y distribuyeron “Dark horse” son responsables. Esto incluye a Katy Perry y Sarah Hudson, quien escribió la letra, y Juicy J, quien solo escribió la parte de rap de la canción.

Cifras sospechosas

A pesar del cálculo realizado por la defensa del grupo de rap cristiano, los abogados de Perry sostienen que las ganancias de “Dark Horse” apenas suman un total de 3.2 millones de dólares, y que a este monto hay que restarle 800 mil dólares de costos.

Aunque Perry es la estrella bajo escrutinio, será en la disquera Capitol Records la que concentre la mayor parte de la acusación fiscal. De acuerdo a la defensa de la casa discográfica, la canción en disputa les generó 31 millones de dólares, aunque restando los costos las ganancias netas solo ascienden a los 630 mil dólares.

Lea también:  El primer villancico de Katy Perry

Aunque el juicio suscitó mucho interés entre los admiradores de Perry, la artista no estuvo presente en la lectura de la sentencia ni ha prestado declaraciones al respecto.