Ya sea por motivos políticos, religiosos o por tener algún proceso legal pendiente, conozcan los casos de aquellas celebridades vetadas en algunos países.

Por Redacción COSAS

Beyoncé

En noviembre de 2007, la sensual cantante Beyoncé Knowles tuvo serios problemas al planificar su gira por Asia. Al momento de coordinar los detalles de su presentación en Malasia, se encontró con la dureza de las autoridades musulmanas del lugar, quienes le exigían un vestuario discreto por la prohibición de que las mujeres exhiban su cuerpo. La alternativa de cubrirse desde los hombros hasta debajo de las rodillas, sumado a las protestas de musulmanes conservadores, la llevaron a la cancelación de la gira en ese país. Dos años después, se vio obligada a cancelar nuevamente y a pesar que había un acuerdo para utilizar “la vestimenta apropiada”.

 

Brad Pitt

El protagonizar en 1997 el drama Siete años en el Tíbet, sobre un montañista austríaco que termina residiendo en ese país al final de la Segunda Guerra Mundial, fue el detonante para que Brad Pitt se ganara un gran problema con la República China. La película graficaba como la China de Mao Tse Tung invadió a su vecino, un país con modestas defensas e infraestructura, para anexarlo a la fuerza a su territorio, obligando a partir al exilio a su gobernante: el Dalai Lama. El episodio histórico resultó incómodo al gobierno comunista chino, por lo que el blanco de su furia resultó ser Brad Pitt, a quien se le prohibió la entrada al país. Finalmente, las autoridades cedieron en su veto, y el rubio pudo visitar China en 2016 con ocasión del estreno del drama, Aliados.

Lea también:  Martín Morales obtiene The Innovator Award en Londres

 

Madonna

Para 2012, Madonna tenía 20 años sin visitar Turquía. Sabido es lo inflexibles y poco tolerantes que son las leyes de ese país con las mujeres. Acaso queriendo desafiar tan absurda legislación, la cantante no tuvo mejor idea que levantarse la ropa y mostrar uno de los senos durante un momento puntual del concierto celebrado en Estambul. El rebote en redes del hecho tuvo una rápida respuesta del gobierno Turco, que le prohibió entrar de nuevo a su territorio.

Madonna

 

Justin Bieber

Durante la gira que el cantante canadiense Justin Bieber realizó en Argentina en 2013, su paso no pudo ser más accidentado. Durante una presentación, el público le arrojó un par de banderas argentinas, las que Bieber pisoteó y arrastró con los pies al creer que eran “camisetas”. Luego, la cosa empeoró cuando se le vio saliendo de madrugada del club nocturno Ink. El fotógrafo Diego Pesoa intentó sacarle unas tomas, pero fue golpeado por personal de seguridad del cantante, que además le sustrajo parte de su equipo. El hecho motivó un proceso judicial por robo y lesiones, lo que le impedía volver a Argentina con riesgo de ser detenido. Finalmente, a inicios de 2019 los cargos fueron retirados por la justicia de ese país.

 

Selena Gomez

Otra estrella que se ganó conflictos con el gobierno chino lo fue Selena Gomez. La ex estrella de Disney ya tenía un antecedente, cuando en 2013 le fue negado el visado de entrada a ese país debido a que la artista tenía una posición abiertamente a favor de los homosexuales. Pero en 2016, el motivo resultó muy distinto, ya que el tomarse una foto con el Dalai Lama y que compartió en su cuenta de Twitter en 2014, fue la razón para rechazar su gira en ese país. Siendo el religioso el representante en el exilio de la república de Tíbet, tomada a la fuerza por China, el manifestar simpatía con él es motivo suficiente para ser vetado. La medida también hizo que la música de la Gomez fuera prohibida en las plataformas digitales en ese país.

Lea también:  Lorena Rae, la modelo que habría conquistado a Leonardo DiCaprio