Con motivos éticos, ambientalistas, humanitarios y de salud, este tendencia se ha hecho de muchos seguidores hasta hacerse mundial. Dentro del séquito de los famosos, el veganismo también tiene fieles practicantes que lo siguen con devoción.

Por Redacción COSAS

Joaquin Phoenix:

El protagonista de Joker es un incansable activista vegano y practica ese estilo de vida desde los tres años. Durante su niñez, tanto él como sus hermanos fueron testigos de cómo se mataban peces en las faenas de pesca y quedó horrorizado. Además de tener una dieta estricta sin alimentos de origen animal, también se considera un animalista y ha colaborado con organizaciones como PETA (Personas por el Trato Ético de los Animales, según sus siglas en inglés), Be Fair Be Vegan y Toronto Pig Save. El año pasado fue el productor ejecutivo del documental vegano, The Animal People.

 

Pamela Anderson:

Con un muy agitado pasado, esta ex conejita de Playboy y sirena de Baywatch, se desconectó de relaciones tóxicas con rockeros como Tommy Lee de Motley Crue o Kid Rock. En su nueva vida, comenzó siendo vegetariana para luego pasarse al veganismo. Ello se debe por su decidida lucha por los derechos de los animales, siendo también miembro activa de PETA.

 

Brad Pitt:

Parte de los conflictos que se ventilaron al interior del hogar de este actor y de su ex esposa, Angelina Jolie, provenían del hecho que él es un vegano y activista y ella era tan solo vegetariana. Cuando la protagonista de Tomb Raider dejó su dieta de verduras debido a que se sentía muy débil, comenzó a consumir los filetes necesarios para salir de tan triste condición. La poca tolerancia de Brad con el tema salió a relucir y el resultado (al que contribuyeron muchos otros factores), ustedes ya lo conocen. Ahora el rubio goza de libertad para dar cuenta de una huerta entera sin hacerse mala sangre en la mesa.

Lea también:  No lo hacen solos: conoce a las 5 stylists más poderosas de Hollywood

 

Natalie Portman:

La razón de su veganismo se dio cuando tenía 14 años. A esa edad, el presenciar un experimento médico en el que un pollo era utilizado como cobayo, la decidió a dejar de comer insumos animales. Actualmente, el veganismo representa para ella la verdadera filosofía de vida humana, tanto así, que tampoco usa prendas de vestir de origen animal. Pero la cosa no queda ahí: también vive en una casa con energía solar, conduce un vehículo ecológico y es miembro de PETA. 

 

Moby:

El crecer en un ambiente rodeado de animales fue lo que llevó a este músico a solidarizarse con ellos. Su renuncia a comer carne, huevos, leche, miel y otros derivados de seres vivos no puede ser más consecuente: ya tiene 30 años en ello. Sus iniciativas en ese sentido, no han sido pocas. En 2016, abrió un restaurante vegano en Los Angeles, obsequiando todas las ganancias a organizaciones benéficas que defienden los derechos de los animales. También produce Circle V, el primer y único festival de música vegana del mundo.