Malala Yousafzai, el ícono de la defensa de derechos de niñas en Pakistán, se convirtió en portada de la edición británica Vogue en pro de compartir un poderoso mensaje.

Por Arianna Gonzáles

Malala detacada

La activista de 23 años es un ícono de la defensa de los derechos desde los 17 años.

Una inspiración para niñas del mundo entero. Eso es lo que busca ser Malala Yousafzai en su aparición en la última portada de la revista British Vogue.

En una reveladora entrevista en la que habla sobre sobre política, activismo y su camino a seguir, Malala reflexionó sobre su preocupación por la situación actual del mundo.

En ese sentido, Yousafzai confesó que lo busca con la aparición en una de las revistas más famosas del mundo, es que su mensaje de empoderamiento se difunda y que cada vez más chicas se sientan capaces de “poder cambiar el mundo”

Una portada con propósito

Malala

Malala Yousafzai en British Vogue

La conversación con Malala es parte de la edición de julio de Vogue, disponible en digital a partir del 4 de junio.

La sesión que acompaña a la misma, fue realizada por el fotógrafo Nick Knight y muestra, en la portada, a la activista vestida con un traje rojo brillante de Stella McCartney y un velo en la cabeza.

El uso de velo, en ese y los demás looks con los que fue fotografiada, sirvió para traer a la conversación la importancia que tiene este para Yousafzai, quien lo considera un «símbolo cultural para nosotros, los pastunes».

“Las niñas musulmanas, o las pastunes, o las paquistaníes, cuando seguimos nuestra vestimenta tradicional, se nos considera oprimidas, o sin voz, o que vivimos bajo el patriarcado. Quiero decirle a todo el mundo que puedes tener tu propia voz dentro de tu cultura, y que puedes tener igualdad en tu cultura”, indicó.

A través de sus redes sociales, Malala ha comentado lo «emocionada y honrada» que se sentía por ser el ícono de la portada de la revista

“Espero que todas las niñas que vean esta portada sepan que pueden cambiar el mundo”, concluyó.

Un largo camino

Malala 2

La vida de Malala representa un ejemplo en la lucha por un mundo más justo e igualitario.

Malala ganó popularidad por su activismo por la educación de las niñas en Pakistán, lo que la llevó incluso a ser herida de bala en la cabeza por los talibanes cuando tenia solo 15 años.

Lea también:  ¡El look de Shakira en el Super Bowl ya está a la venta!

Tras sobrevivir, su lucha se intensificó hasta crear su propia organización sin fines de lucro, el Fondo Malala.

La activista también ostenta el título de la ganadora más joven del Premio Nobel de la Paz, tras hacerse con el reconocimiento a los 17 años.

En el 2020, en plena pandemia, Yousafzai se licenció en Política, Filosofía y Economía en la Universidad de Oxford.

Tras ello, incursionó en el mundo audiovisual y recientemente lanzó su propia productora, Extracurricular, que estrenará documentales sobre la educación de las niñas y los derechos de la mujer a través de AppleTV+.

Suscríbase ahora para obtener 12 ediciones de Cosas y Casas por solo 185 soles. Además de envío a domicilio gratuito y acceso instantáneo gratuito a las ediciones digitales.