Hace poco más de una semana, Angelina Jolie y Brad Pitt formaban la incuestionable ‘royal couple’ de Hollywood, la pareja más armoniosa y envidiada del star system internacional: él terminaba las frases que ella empezaba, no se soltaban las manos ni se dejaban de mirar a los ojos con afecto y complicidad en todos los actos públicos a los que asistían, habían formado una tribu casi idílica con seis niños preciosos… Incluso trabajaban juntos: Angelina dirigió a Brad el año pasado en By The Sea, una película que hoy muchos creen premonitoria porque trata, justamente, de una pareja que atraviesa una crisis tras catorce largos años de matrimonio. Hoy, la pareja más poderosa de Hollywood ha iniciado el proceso de lo que muchos califican ya como “el divorcio del siglo”, entre acusaciones de infidelidad, denuncias de maltratos físicos y psicológicos, y una danza de chismes y trascendidos que al parecer tienen aún para largo rato. ¿Qué pudo pasar para que todo terminara de esta manera?

Angelina Jolie y Brad Pitt

Uno de los momentos más delicados para el matrimonio fue la doble mastectomía a la que se sometió Angelina Jolie, el año pasado, para reducir sus posibilidades de desarrollar un cáncer. Entonces, Brad Pitt le manifestó su apoyo y admiración en diversas declaraciones públicas.

YO ACUSO

El lunes 19 de setiembre, la noticia se desperdigó por las redes sociales y las agencias internacionales como si se tratara de una catástrofe de proporciones bíblicas: Angelina Jolie, de 41 años, presentó una solicitud de divorcio de Brad Pitt, de 52, citando “diferencias irreconciliables entre ambos”. De inmediato, el portal TMZ, el más viperino y ubicuo divulgador de chismografía proveniente de Hollywood en la red, puso su maquinaria a rodar a todo vapor y desencadenó un genuino vendaval de información “sin confirmar”: que Jolie buscaría la custodia de los seis hijos de la pareja, que el motivo principal de la desavenencia sería la personalidad inestable del actor y la manera en que esta afecta a los niños, que la francesa Marion Cotillard, coprotagonista del más reciente filme de Pitt (“Allied”, aún sin estrenar), habría sostenido un apasionado affaire con el actor y que esto fue descubierto por Angelina, etc.

Lea también:  Cardi B solicitó el divorcio de su esposo Offset, con quien ha estado casada durante los últimos tres años.

Pero la primera reacción oficial llegaría poco después, cuando Brad Pitt envió un escueto comunicado a la revista “People” que decía lo siguiente: “Estoy muy entristecido por esto, pero lo que más importa ahora es el bienestar de nuestros chicos. Pido amablemente a la prensa que les dé el espacio que se merecen durante este exigente momento”.

Tras casi una década juntos, Jolie y Pitt se casaron en agosto de 2014, en una ceremonia íntima que se celebró en su residencia de Château Miraval.

Tras casi una década juntos, Jolie y Pitt se casaron en agosto de 2014, en una ceremonia íntima que se celebró en su residencia de Château Miraval.

Quien también se vio forzada a pronunciarse tras la petición de divorcio de Jolie fue su colega francesa Marion Cotillard, señalada por muchos como la “manzana de la discordia” en este caso. “No estoy acostumbrada a comentar cosas como esta, ni a tomarlas en serio, pero ya que esta situación está dando vueltas y afectando a la gente que amo, tengo que hablar”, escribió Cotillard en su cuenta de la red social Instagram. “En primer lugar, hace muchos años, encontré al hombre de mi vida (su pareja, el actor Guillaume Canet), padre de nuestro hijo y del bebé que estamos esperando. Es mi amor, mi mejor amigo, el único que necesito. Por último, deseo de verdad que Angelina y Brad, a quienes respeto profundamente, encuentren la paz en este momento tan tumultuoso”.

LA DANZA DE LOS MILLONES

Para defender sus intereses en este caso, Angelina Jolie contrató a Laura Wasser, una conocida abogada especializada en esta clase de pleitos en el mundo del espectáculo y que antes ya trabajó para ella cuando se divorció de Billy Bob Thornton. Pitt, por su parte, se ha hecho de los servicios de otro “viejo zorro” en estas lides jurídicas, el abogado Lance Spiegel, quien ha trabajado en el pasado con figuras tan populares –y complicadas– como Michael Jackson y Charlie Sheen, entre muchos otros.

La abogada Laura Wasser ya trabajó para Jolie cuando esta se divorció de Billy Bob Thornton.

La abogada Laura Wasser ya trabajó para Jolie cuando esta se divorció de Billy Bob Thornton.

La presencia de letrados con un perfil tan alto no es gratuita: todos anticipan que se viene una batalla legal larga, engorrosa y potencialmente desagradable entre los actores. Y es que no se trata únicamente de la custodia de los niños, sino también de la administración de una fortuna conjunta que, según los expertos, superaría los 500 millones de dólares. La revista “People” consultó, el mismo día del anuncio de la separación, al abogado experto en patrimonios de famosos Donald David, quien calculó que la fortuna de Pitt alcanza los 350 millones de dólares, mientras que la de Jolie asciende a unos 275 millones. Por su parte, la revista “Forbes” proyectó que ambos han ganado de manera conjunta más de 555 millones de dólares desde 2004, año en el que comenzaron su relación sentimental durante la filmación de Mr. & Mrs. Smith. La clave, de cualquier manera, será la existencia o no de un acuerdo prematrimonial entre ambos, ya que la pareja llevaba más de una década junta, pero tan solo dos años de casada.

Lea también:  Critics Choice Awards: los mejores looks de la alfombra roja

La pareja más poderosa tenía que protagonizar la ruptura más espectacular y el divorcio más oneroso de los últimos tiempos. ¿Qué ocurrirá después? ¿La reconciliación más reclamada de toda la historia? En este derby pasional y truculento que ahora enfrenta al Team Jolie con el Team Pitt, ¿con cuál de los equipos nos quedamos?

Encuentra más notas como esta en COSAS 603