Mucho ocurre en las redes estos días. Conversaciones y conexiones que no pasan en la vida de carne y hueso, pero también enfrentamientos que ponen por escrito los lados más feos de la realidad. La cantante Pamela Rodríguez comenzó un live streaming entre sus seguidores que se tornó una plaza pública de insultos, violencia y machismo. ¿El problema? La cantante no estaba usando sostén y algunos hombres se sintieron con derecho a insultar. 

*El video, una invitación a la listening party que la cantante tendrá a finales de este mes. 

Vida cotidiana, ¿sostén o no sostén?

No uso, no me gusta, nunca me ha gustado. A menos que sea uno decorativo o bonito, con encajes, como para un día en el que me quiero sentir sexy; pero no como un escudo entre el mundo y mis tetas. Me parece incómodo usar sostén. En general, no conecto con ningún tipo de ropa que constriña. Ropa suelta, vida suelta, nada que apriete.

¿Cómo empezó el problema?

Estaba en mi día de trabajo, como cualquier otro día. Había prometido en mis redes que haría un live streaming para explicar cómo sería la listening party que estoy organizando por el lanzamiento de mi nuevo disco, FFAA. Estaba con una amiga en la calle, y le pedí que me ayude a hacerlo. Yo no me di cuenta de lo que estaba pasando, porque la que grababa era mi amiga, y ella no me dijo durante el video. 

Luego viste los comentarios…

Gente diciéndome que me iba a “chupar las tetas”, comentando sobre la forma de mis pezones, diciéndome que si iban a ver tetas el día del live streaming y todos los comentarios de ese tipo que te puedas imaginar. De pronto, porque me da la gana de vestir de cierta forma, tenía a un grupo de hombres sintiendo que tenían el derecho de comentar, de faltarme el respeto, proyectando violencia sobre mi cuerpo. Nadie tiene derecho a hacer eso. 

Lea también:  Coco Chanel: 5 aportes sobre feminismo que nos dejó la mítica diseñadora

Nunca has usado sostenes, ¿has recibido este tipo de comentarios por la calle?

Nunca en persona. Ahí te das cuenta del poder que tienen las redes como escudo de toda esta gente que quiere ejercer violencia sin dar la cara. Y cuando te digo que nunca he usado, es porque desde el colegio no lo hacía. Tenía un grupo de amigas de onda muy hippie, hablábamos de las modas de quemar sostenes. Me he vestido de esta forma en todos los países donde he vivido, y es la primera vez que me pasa algo tan fuerte.

El machismo en evidencia. 

Los comentarios son la esencia de ese machismo contra el que venimos hablando y sobre el que tenemos que seguir hablando. Es un mundo donde andar sin sostén de repente le da al otro derecho sobre ti, ¿te imaginas? Estamos hablando de un machismo a ese nivel. 

¿Crees que no se habla lo suficiente de este tipo de actitudes?

Creo que las cosas están empezando a cambiar, pero hay que continuar hablando, denunciando. A mí no me importa lo que la gente piense y yo voy a seguir vistiéndome como quiera. Pero cuando pasan estas cosas, pienso en chicas tal vez más jóvenes o algo inseguras, que van a preferir no estar cómodas porque no quieren ser violentadas de esta forma. ¿Cómo tu ropa puede ser un justificante de esta violencia gratuita, esta violencia fácil?

Cuéntame de la listening party

Estoy lanzando FFAA, mi más reciente disco. Será el 31 de mayo a las 8 p.m. en Morphology. Entran las primeras personas en llegar, hasta llenar aforo. Será una presentación íntima, la primera del disco, para mis amigos y los fans más dedicados. Ahora, nada de violencia, y si tienen algún problema con el cuerpo femenino, que no vayan porque la portada viene caliente. 

Lea también:  Miley Cyrus confiesa por qué ha dejado de fumar marihuana

Por Alejandra Nieto

Fotos de Musuk Nolte para revista MUST