Kim Kardashian

En los últimos cinco años, Kim Kardashian ha dado a luz a sus dos pequeños, North West (2013) y Saint West (2015). A pesar de haber salido embarazada en dos ocasiones, la famosa socialité ha logrado recuperar en poco tiempo su figura. Según el diario español AS, solo sus dos embarazos la hicieron subir 30 kilos de peso. Felizmente, y con la ayuda de la famosa nutricionista Colette Heimowitz, Kim logró retornar a su peso normal. ¿El secreto? Una dieta de 1.800 calorías por día. 

“Kim ha intentado que su pérdida de peso sea lo más lenta posible, porque sabe que perder el peso rápido no le dará los resultados que busca. Actualmente come de forma balanceada, pero siempre tiene cuidado con los almidones y carbohidratos”, explicó Heimowitz, quien también ha escrito varios libros sobre nutrición y la dieta Atkins. ¿Qué es lo que incluye?

🌕

A post shared by Kim Kardashian West (@kimkardashian) on

Desayuno: una tortilla con huevos, queso y vegetales.

Break: barritas de frutos secos, humus con vegetales o yogurt griego con arándanos.

Comida: pollo a la plancha con calabaza o ensalada de espinacas, con algo de queso feta.

Cena: fideos de calabacín con pollo.