La demanda interpuesta por Ignacio Palau contra su expareja, el cantante Miguel Bosé, ha sido admitida a trámite. Ahora el escultor solicita el ejercicio de su paternidad y participación en las sociedades que comparten. 

Según el despacho de abogados Ortolá Dinnbier, especializado en asuntos de familia, la medida legal fue presentada el pasado 17 de octubre, ante la jurisdicción civil “en defensa de los derechos e intereses de sus hijos” y tras 26 años de relación.

A través de un comunicado, el buffet detalla que el artista valenciano pide “acciones de filiación paterna no matrimonial con fundamento en la posesión de estado” así como una “acción acumulada para el establecimiento de medidas paternofiliales de hijos no matrimoniales”. A esto se suma una “acción subsidiaria para el reconocimiento y fijación de un derecho de relación de allegados” y “medidas cautelares para el establecimiento urgente de visitas y alimentos”, ya que el juicio se puede prolongar más de lo esperado.

Foto: @byaureliomanzano

Además, Palau reclama “el reconocimiento y la determinación” de los derechos que le corresponden por su contratación en “sociedades participadas y administradas” por Bosé. 

Al respecto, el equipo legal ha explicado a The Luxonomist que su cliente quiere que se admita su rol familiar, aunque legalmente no sea el padre de los menores. En caso de que no se le conceda dicho estatus, pide un reconocimiento en calidad de “allegado” para poder verlos. Sobre el último punto, Palau pide también que se le abone por los trabajos realizado en algunas de las empresas que dirigió el intérprete de Amante bandido.

Bosé junto a Nacho Palau, su expareja, cuando aún había amor entre ambos.

Silencio absoluto

La vida personal de Miguel Bosé ha sufrido un duro revés en el último mes, motivo por el cual se ha mantenido alejado de los focos. Tanto él como su círculo más íntimo guardan la reserva del caso. Por su parte, los abogados de Nacho Palau informaron que su cliente tampoco dará declaraciones a la prensa, pese al interés mostrado por revistas y programas televisivos, que desean a toda costa saber los pormenores de esta historia.

Lea también:  Naomi Campbell y su emotiva reacción al recibir el Icon Fashion Award

No obstante, fuentes cercanas al artista plástico habrían desvelado detalles inesperados de la relación. Según el diario español El País, la pareja puso fin a su romance hace dos años. Aún así, Palau decidió a viajar a Panamá con Bosé para mantener unida a la familia. Allí ocuparon departamentos cercanos. En uno vivía el cantante con los cuatro niños y en otro, Palau y el personal de servicio. 

El año pasado en Disneyland, junto a sus cuatro hijos. El cantante publicó la foto en su cuenta de Instagram.

Asimismo, ha trascendido que Palau dependía económicamente del cantante, a quién conoció a los 19 años. Mientras estuvieron juntos, incluso, dispuso de una asignación mensual y una tarjeta de crédito. Tras el escándalo suscitado, el escultor regresó a España, donde actualmente reside junto a dos de sus hijos y su madre.