Este martes se inicia en Reino Unido el calendario de vacunación, que comienza con los sanitarios y las personas mayores. Elizabeth II y el duque de Edimburgo serán vacunados próximamente del coronavirus al ser considerados personas de riesgo. Ella tiene 94 años y él 99 años. 

Por Alejandra Grau

Mañana comenzará a ponerse en Reino Unido la vacuna de Pfizer y BioNTech contra el coronavirus. Así lo adelantaba el ministro de Salud británico, Matt Hancock, añadiendo además que los primeros en recibirla serán los trabajadores del sector sanitario y las personas mayores, un grupo del que forma parte la reina Isabel. Es por eso que se espera que tanto la soberana como su marido, el duque de Edimburgo -tienen 94 y 99 años, respectivamente- sean vacunados próximamente.

De hecho, según recoge The Mail on Sunday, ninguno de ellos tendrá preferencia respecto a otras personas. Sin embargo, al pertenecer a un colectivo de riesgo están incluidos en la primera fase del programa de vacunación, que se inicia este martes. Desde el Palacio de Buckingham, sin embargo, se mantienen cautos al respecto. “Las decisiones médicas son personales y esto no es algo sobre lo que comentaremos”, ha dicho un portavoz real.

Elizabeth II y el duque de Edimburgo serán vacunados próximamente del coronavirus al ser considerados personas de riesgo -ella tiene 94 años y él 99 años-.

Elizabeth II y el duque de Edimburgo serán vacunados próximamente del coronavirus al ser considerados personas de riesgo. Ella tiene 94 años y él 99 años.

 

Un cliclo de vacunación que no contempla preferencias, ni para la Reina

Tanto si se vacuna en los próximos días como si lo hace más adelante (o incluso si decide no hacerlo), Elizabeth II, la monarca más longeva del mundo en la actualidad pasará las próximas fiestas en Windsor y no en su finca de Sandringham. Por tanto, no se espera la visita de la Familia Real la mañana del 25 de diciembre al servicio de la iglesia de Windsor. Por primera vez en treinta años, Isabel II cambiará de tradiciones durante las navidades. Su intención es extremar las precauciones frente a la infección. Precisamente con este objetivo se trasladó durante el confinamiento al castillo, en el que aún no se sabe si recibirán en Nochebuena, Navidad y Año Nuevo la visita de algunos familiares.

Elizabeth II pasará la Navidad junto a su marido en el castillo de Windsor, donde no se sabe si estará acompañada de algún familiar

Elizabeth II pasará la Navidad junto a su marido en el castillo de Windsor, donde no se sabe si estará acompañada de algún familiar.

Con toda seguridad, los duques de Sussex no estarán junto a Isabel II en el Reino Unido en los últimos días del año sino que pasarán las navidades en la casa de California en la que viven desde hace unos meses. De hecho, la que era su residencia en Reino Unido, Frogmore Cottage, se la han cedido a Eugenia de York y Jack Brooksbank, quienes van a ser padres por primera vez. Por su parte, Carlos de Inglaterra y la duquesa de Cornwell, tampoco estarán en Windsor con la Reina y el duque de Edmburgo. La pareja permanecerá en Highgrove House, en Gloucestershire, puesto que también están en el considerado como grupo de riesgo. Los planes de los duques de Cambridge y sus tres hijos aún no se han hecho públicos.

Lea también:  En plena crisis por el coronavirus, Irina Shayk sale con el ex de Heidi Klum

Unas navidades atípicas para Elizabeth II

Este no será el único cambio que experimentará en Navidad la reina de Inglaterra, que ha perdido recientemente a Vulcan, una de sus fieles mascotas. A pesar de que le gusta mantener los patrones establecidos, en la recta final del año tampoco entregará regalos a su personal como reconocimiento a sus servicios prestados tal como ha hecho en los últimos 33 años, cuando se reunía con ellos y charlaban de manera distendida.

Eso sí, las personas que trabajan en el Palacio de Buckingham o en el Castillo de Windsor seguirán recibiendo de parte de Elizabeth II los aguinaldos, que paga ella misma de su bolsillo. Entre estos suele haber marcos de plata, copas, saleros, pimenteros o tarjetas canjeables en algunas tiendas. Una vez que dé comienzo el 2021 y esté vacunada, se desconoce si la soberana retomará su agenda y acudirá a actos presenciales. O, por el contrario, seguirá apostado en su mayoría por citas remotas.

Más, en la versión impresa de COSAS