Álvaro Añaños y Victoria Rada organizaron su tradicional almuerzo de Halloween, en donde los protagonistas fueron los perros, que desfilaron disfrazados junto con los niños. Este año, la anfitriona decidió disfrazarse con capa y corona, y un cetro, convirtiéndose en la reina de la noche.