La muestra de la 7ª Bienal Iberoamericana de Diseño (BID20), que se inauguró el pasado 23 de noviembre en la Central de Diseño de Matadero Madrid, en España, ha sido prorrogada hasta el 14 de febrero. En total, se exhiben 420 trabajos, seleccionados de Latinoamérica, España y Portugal, que reflejan la esencia del diseño: mejorar la vida de las personas a través de la belleza.

Por Laura Alzubide

Los testimonios que recoge el catálogo de la 7ª Bienal Iberoamericana de Diseño (BID20) coinciden en la dificultad de los tiempos que vivimos, en que no ha sido fácil superar las condiciones de que ha impuesto la pandemia para sacar adelante el evento. Pero, sobre todo, resaltan la importancia del diseño en estos momentos. Como dice Manuel Estrada, el presidente ejecutivo de la BID, como disciplina transversal, el diseño debe jugar un papel importante en la recuperación de la actividad económica en los próximos meses y años, compensando con talento e innovación los estragos de la crisis. Una crisis ciertamente compleja en países desiguales como los iberoamericanos.

Al fin y al cabo, el diseño siempre trata de buscar respuestas los a los problemas globales de la vida cotidiana, teniendo en cuenta la experiencia de la belleza. Esta búsqueda entraña una gran complejidad, porque cada respuesta difiere según las necesidades y el contexto. Y aquí reside también el desafío de los curadores de la BID20, cuyo objetivo ha sido reflejar la amplia variedad creativa que existe en cada uno de los veintitrés países presentes en la selección. En especial, teniendo en cuenta que se abarca no solo diseño industrial, gráfico y de moda, sino todos sus espectros. Desde una modesta señalética hasta propuestas de aliento más urbanístico, como sucede con la categoría de Diseño y Ciudad.

Despliegue de diseño

“La exposición, diseñada por Ángela Juarranz, ha conseguido lo que en las últimas dos ediciones estábamos intentando conseguir, y es una claridad expositiva nítida. Son muchos los proyectos que exponemos, el espacio de la Central de Diseño es limitado y creo que en esta edición el espacio respira”, ha explicado Manuel Estrada para presentar la exhibición de la BID20 en Matadero Madrid.

La estrategia expositiva ha establecido una secuencia compuesta por treinta aspas tridimensionales que guían al espectador a través de los países que componen la ruta. Esta ruta permite al espectador recorrer todo el espacio de forma fluida y observar los proyectos de cada país, que se ligan unos con otros a través de estas aspas y establecen un sugerente diálogo entre ellas. Cada uno de los trabajos, en total 420, tiene un panel descriptivo. Además, la muestra cuenta con más de cien piezas, que son exhibidas para proporcionar al espectador una experiencia más cercana con el diseño.

Continúan las conferencias

Hasta que finalice la exposición, que ha sido prorrogada hasta el 14 de febrero, la Bienal Iberoamericana de Diseño continuará con las charlas online, que tratarán de algunos de los proyectos más destacados del año y se encuentran anunciadas en esta página. Hasta ahora, ha habido mesas redondas, conversatorios, diálogos y conferencias sobre esta disciplina transversal y casi infinita, en el canal de Youtube de la institución. Las emisiones antiguas también están disponibles, y pueden ser revisadas en estos tiempos de cuarentena para reflexionar sobre la importancia que tiene el diseño, y la búsqueda de la belleza que este conlleva, en nuestra vida cotidiana.