A casi dos meses de los premios Oscar, el panorama de la cartelera limeña ya contempla títulos de indudable interés para la próxima temporada. Aquí les hacemos un listado con algunos de los que crean mayores expectativas. 

Richard Jewell de Clint Eastwood:

El veterano director y actor demuestra que a sus 89 años no pierde vigencia. Esta historia, basada en hechos reales, nos lleva hasta los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996, cuando un guardia de seguridad del evento, Richard Jewell (Paul Walter Hauser), encuentra una mochila llena de explosivos y al dar aviso logra salvar muchas vidas. Sin embargo, pronto pasará de héroe a villano, cuando el FBI lo comience a investigar y a acusar injustamente de ser sospechoso de participar en una red de atentados programados para sabotear la justa deportiva. Aunque la crítica le ha dado su buena pro, la película ha sido prácticamente ignorada de cara al Oscar 2020.

 

1917 de Sam Mendes:

Después del estreno de Dunkerque (2017) de Christopher Nolan, queda claro que en la veta del buen cine bélico es Inglaterra el país que no deja de sorprender. Esta vez el escenario es la Primera Guerra Mundial y con dos jóvenes soldados británicos: Schofield (George MacKay) y Blake (Dean-Charles Chapman), quienes deben atravesar el frente occidental en una misión prácticamente suicida. ¿El fin? Entregar un mensaje para evitar un terrible ataque que podría costarle la vida a 1,600 hombres, incluyendo al hermano de uno de ellos. El director es recordado por su trabajo en Belleza Americana (1999) y en el episodio del 007: Skyfall (2012) y promete estar presente en la próxima edición del Oscar.

Lea también:  Black Widow: Scarlett Johansson y Disney llegan a acuerdo para poner fin a la demanda

 

Una vida oculta (A Hidden Life) de Terrence Malick:

Desde Días de gloria (1978) hasta El árbol de la vida (2011), el cine de este director estadounidense se ha convertido en un tratado de lo social, buscando siempre explorar en la conciencia de sus personajes con el trasfondo de una fotografía contemplativa y que es una permanente exaltación visual. El caso presente no es una excepción, y así somos testigos del drama del austriaco Franz Jägerstätter, un humilde campesino que se negó a luchar para los nazis durante la Segunda Guerra Mundial y acabó siendo ejecutado por ellos en 1943, siendo cuestionado incluso por muchos de su propia comunidad. Años después, Franz fue declarado mártir y beatificado por la Iglesia. La película fue uno de los platos fuertes del Festival de Cannes de este año.

 

Sonic, la película (Sonic the Hedgehog) de Jeff Fowler:

El veloz puerco espín extraterrestre de los videojuegos ya era noticia desde hace meses, cuando el lanzamiento del primer tráiler motivó la furia de sus muchos seguidores con un diseño torpe y lamentable. La ocasión fue oportuna para que el director planteara un urgente arreglo que, afortunadamente, ya respeta el espíritu original del personaje. En la presente aventura, el veloz bichito hace dupla con Tom Wachowski (James Marsden) para evitar ser capturado por el malvado Dr. Robotnik (Jim Carrey), quien quiere usar sus poderes para dominar al mundo.

 

Godzilla vs Kong de Adam Wingard:

Ya desde los años sesenta, el cruce entre el colosal gorila y el monstruo preferido de la compañía japonesa Toho, ya había deleitado a los amantes de los cruces alucinantes en el cine. La resurrección de estas criaturas de cara a un universo integrado puso a Hollywood en acción y tras la presentación de ambos en Godzilla (2014) de Gareth Edwards y en Kong: Skull Island (2017) de Jordan Vogt-Roberts, el nuevo choque entre los dos colosos se volvió inevitable.

Lea también:  Top 10: descubre las mejores películas del 2016 (que todavía no has visto)

 

Black Widow de Cate Shortland:

Aunque el personaje de la muy apreciada agente Natasha Romanoff (Scarlett Johansson) ya tenía un lugar ganado en el universo Marvel de los Avengers, su muerte en Avengers: Endgame no fue un impedimento para retroceder en el tiempo y conocer detalles de su origen no tocados en películas anteriores. En su primera aventura en solitario, ella es una destacada agente de la KGB, pero con la caída de la URSS, su gobierno intenta deshacerse de ella, por lo que optará por ser una agente independiente en EEUU y unirse luego a la agencia S.H.I.E.L.D. Sin embargo, su pasado  no tardará en perseguirla.

 

Mujer Maravilla 1984 (Wonder Woman 1984) de Patty Jenkins:

La aguerrida amazona de los comics fue lo único destacable en la fallida Batman vs Superman: el origen de la Justicia (2016), lo que quedaría confirmado con su gran éxito en solitario en Wonder Woman (2017), reivindicando a las heroínas en el cine. Esta nueva presentación retrocede en el tiempo respecto a lo que vimos en Liga de la Justicia (2017), con Diana de Themyscira en plena efervescencia ochentera y su esperado reencuentro con su amado Steve Trevor (Chris Pine). Los villanos de turno de esta ocasión lo serán la Dra. Bárbara Minerva (Kristeen Wiig), quien mutará en la letal Cheetah, y el malvado Maxwell Lord (el chileno Pedro Pascal).