Una polémica filtración en EE.UU. muestra que los más ricos apenas pagan impuestos, y no es ilegal. 

Por Redacción COSAS

La organización sin fines de lucro, ProPublica, tuvo acceso a las declaraciones de impuestos de algunos de los magnates más importantes del mundo. Personalidades como Jeff Bezos, Elon Musk y Warren Buffett encabezan la lista.

Recordemos que estas declaraciones de la renta están cargadas con información privada de cada persona, en el caso de los multimillonarios en cuestión, esto no es una excepción. Sobre todo, debido a sus amplios patrimonios, suelen ser aún más confidenciales con estos datos.

“Vasto tesoro en datos”

ProPublica, el primer medio digital en recibir el prestigioso premio Pulitzer, considera que está analizando un “vasto tesoro en datos” del Servicio de Impuestos Internos de Estados Unidos. En términos específicos, se trata de los impuestos pagados por varios multimillonarios.

millonarios impuestos 1

Jeff Bezos, no pagó impuestos en 2007 y 2011, y Elon Musk, no pagó nada en 2018.

Por ejemplo, el medio digital afirma que el fundador de Amazon, Jeff Bezos, no pagó impuestos en 2007 y 2011, mientras que el CEO de Tesla, Elon Musk, no pagó nada en 2018. Si bien la información no ha sido comprobada en su totalidad, ha abierto el debate sobre la cantidad de impuestos que pagan los ricos y la amplia desigualdad con respecto al resto.

De acuerdo a la data de ProPublica, los 25 estadounidenses más ricos pagan menos impuestos que la mayoría de los trabajadores estadounidenses. ¿Cómo es esto posible?

Lagunas del sistema

Jesse Eisinger, reportero y editor de ProPublica, compartió su sorpresa con la BBC. “Nos sorprendió bastante que puedas bajar (los impuestos) a cero si eres multimillonario. En realidad, que alguien pueda no pagar nada de impuestos realmente nos dejó perplejos. La gente rica puede eludir el sistema de una manera totalmente legal”, comentó.

Stephen Engelberg

Stephen Engelberg es editor jefe de ProPublica.

Así mismo, Eisinger explicó que, los más ricos, tienen una enorme capacidad para encontrar deducciones, encontrar créditos y explotar las lagunas del sistema. Una de estas sería el que sus riquezas crecen enormemente porque poseen acciones de sus propias empresas y estas no dejan de subir en bolsa, lo cual no se registra como ingreso. Al no pasar por registro, no se paga impuesto.

Lea también:  Cómo protegernos del daño de las pantallas

Pero esto no es todo, Eisinger explica: “También tienen grandes deducciones fiscales, a menudo porque han pedido prestado para financiar su estilo de vida”. Así, se entiende que los multimillonarios compran un activo, construyen uno o heredan una fortuna y luego piden prestado contra su riqueza. Puesto a que no generan ganancias ni venden acciones, no estarían recibiendo ingresos, así no están sujetos al pago de impuestos.

Estrategias legales

Además, ProPublica hincapié en el hecho que “utilizando estrategias fiscales legales, muchos de los superricos pueden reducir sus facturas de impuestos federales a casi nada”. Todo esto, incluso si esta riqueza ha crecido de manera “irregular”.

Se trata, al final del día, de leyes que amparan a ricos y pobres. La posibilidad de reducir impuestos a través de donaciones caritativas y dinero de ingreso por inversiones es una posibilidad para todo ciudadano estadounidense. El problema reside en la cantidad de capital que pueden destinar distintas personas para generar estas reducciones.

Subir el impuesto a los ricos, ¿la solución?

Entonces, ¿cómo se podría regular esta situación? 

Joe Biden

Joe Biden planea aumentar impuestos a los ricos y a las empresas.

Joe Biden, actual presidente de los Estados Unidos, se ha comprometido a aumentar los impuestos a los más ricos. Con este nuevo capital, recaudaría fondos para su programa de inversión masiva en infraestructuras. De esta manera, continuará reduciendo brechas sociales y económicas.

En concreto, buscará aumentar el tramo máximo impositivo, duplicar el impuesto sobre lo que ganan los grandes inversores en los mercados y cambiar el impuesto que grava las herencias. Medidas que, según el análisis de ProPublica, no funcionarían del todo.

Lea también:  Bezos y Gates, los primeros centibillonarios del mundo

“Aunque algunos estadounidenses adinerados, como los administradores de fondos de cobertura, pagarían más impuestos bajo las propuestas actuales de la administración de Biden, la gran mayoría de los 25 principales vería pocos cambios”.

ProPublica, durante mucho tiempo, ha apoyado una subida de impuestos para las personas más ricas de Estados Unidos. Esta nueva “filtración” de datos confirma su postura y los ha puesto en una complicada situación con entidades del Gobierno estadounidense.

Tildada como una “divulgación no autorizada de información confidencial del gobierno”, en su búsqueda por la igualdad, el medio digital ahora se encuentra en el medio de una investigación fiscal. ¿Es hora de un cambio sobre la cantidad de impuestos que pagan los ricos?

Suscríbase ahora para obtener 12 ediciones de Cosas y Casas por solo 185 soles. Además de envío a domicilio gratuito y acceso instantáneo gratuito a las ediciones digitales.