Estuvo a punto de perder la vida hace un poco más de una semana. “Es un milagro que esté vivo”, asevera en todo momento. Lucas Ghersi es un abogado de 29 años que actualmente está liderando el movimiento “No a la Asamblea Constituyente”. Precisamente, como parte de las actividades de esta organización viajó a Cajamarca para recolectar firmas. Durante una de las noches en las que visitaba, junto con colegas, pueblos ubicados en zonas rurales, sufrió un accidente al resbalarse y caer a un precipicio, que calcula, sería de 30 metros aproximadamente. Afortunadamente solo se fracturó la muñeca y sufrió otras heridas superficiales. A causa de ello ha sido protagonista de diversas noticias en varios medios de comunicación. Sin embargo, continúa con su trabajo para lograr una reforma constitucional mediante la vía ciudadana. Además, sigue de muy cerca la actualidad política del país porque la coyuntura también es fundamental en el desarrollo de sus planes para evitar que se haga una nueva Constitución. Para esta revista, el constitucionalista detalló cómo vienen recolectando firmas, explicó a qué se debe su rechazo a una nueva Carta Magna y también se animó a opinar sobre el desenvolvimiento de Pedro Castillo al mando de Palacio de Gobierno. 

Por Salvador Sampén 

¿Consideras que los desencuentros entre Pedro Castillo y Guido Bellido son la principal causa de la inestabilidad política? 

Yo creo que el gobierno está empleando una táctica que consiste en confundir y dividir a la oposición. En el gobierno actúan como un bloque; sin embargo, ellos fingen que tienen discrepancias internas para alimentar una esperanza falsa en la oposición. Ellos fingen una pelea entre Anibal Torres y Vladimir Cerrón. Al día siguiente fingen una pelea entre Guido Bellido y Francke. Luego fingen una pelea entre Castillo y Cerrón. Todas las semanas permanentemente inventan peleas internas para mantener vivas las esperanzas en un sector del centro o de centro izquierda de que de repente Castillo se va a moderar, pero es evidente que eso no va a suceder. Es evidente, que Castillo personalmente tiene una agenda radical, no es que haya un señor tranquilo democrático capturado por un Cerrón radical.

Entonces, estás de acuerdo con la premisa de que Pedro Castillo y Vladimir Cerrón tienen la misma agenda. 

Ambos tienen una agenda de ultraizquierda para formar una dictadura en el Perú. Es por ello que Castillo, personalmente, en una entrevista que dio en Canal N durante la campaña, dijo que para él lo más importante es la Asamblea Constituyente. Aclaró que quiere que sea electa por el pueblo 60% y 40% lo asigna él a dedo. Ese fue el modelo que se utilizó en Venezuela en el 2017. Son socios y tienen un proyecto que es el de la ultraizquierda en el Perú. Hay un grupo muy organizado, muy hábil políticamente, muy consistente que está trabajando para construir una dictadura en el Perú. La oposición tiene que unificarse, todos los demócratas haciendo oposición juntos. Incluso los demócratas de centro e izquierda. Si ya no hay democracia, no habrá una izquierda de verdad. No se trata del debate liberalismo versus izquierda, se trata del debate pro la democracia. 

“Es evidente, que Castillo personalmente tiene una agenda radical, no es que haya un señor tranquilo democrático capturado por un Cerrón radical”.  Lucas Ghersi                                     Foto: El Comercio

Una vacancia presidencial en estos momentos, ¿Cuánto afectaría a la estabilidad del país?

Lea también:  COSAS Studio recibe el Effie de Oro en la categoría de Branded Content

Yo creo que más afectaría a la estabilidad del país la permanencia de Castillo. Su proyecto político es establecer una dictadura. El gobierno es el que causa la inestabilidad. Es importante tomar en cuenta que la vacancia no es una figura mala. Cuando hay un funcionario público que va en contra de la democracia, que va en contra de los principios fundamentales de un estado de derecho, se tiene que ir del gobierno. No hay nadie por encima del derecho. Si el Presidente de la República no tiene valores democráticos, se tendría que ir. 

Entraría Dina Boluarte, ¿ella no representa lo mismo que Pedro Castillo? 

Hay mecanismos también para remover a la vicepresidenta, los mecanismos de infracción inconstitucional. Eso tiene que discutirse y probarse. Se debe seguir todos los procedimientos y los funcionarios públicos deben ejercer el derecho de defensa. Muchas veces hay personas poco informadas que dicen: uy vacaron a Vizcarra, un golpe de Estado, un golpista. Eso no es así, en todos los estados de derecho del mundo existe la capacidad de remover al presidente indigno de ser presidente. En Estados Unidos se iba a remover a Nixon y él renunció. En Brasil se removió a Dilma Rousseff y eso no fue un golpe. Las democracias tienen estos mecanismos. 

Pasando un poco más a tu labor, ¿Estás buscando una reforma en la constitución o un referéndum? 

Estamos buscando agregar un párrafo al artículo 206 de la Constitución que señale de manera expresa que no puede haber Asamblea Constituyente. Ese párrafo que nosotros vamos a agregar va a ser a través de un proyecto de ley ciudadano que requiere al menos 80 000 firmas. Nosotros ya tenemos más de un millón y la idea es superar los tres millones de firmas. Luego las presentamos a la ONPE, ahí se validan las firmas. Después la ONPE las pasa al Congreso de la República donde pueden aprobar con o sin referéndum. Si lo aprueba con dos tercios de los votos totales del parlamento en dos votaciones sucesivas no es necesario el referéndum. Sin embargo, se pude acudir a este cuando se aprueba con el 50% más uno de los votos totales. Entonces, depende del Congreso si hay o no referéndum.

Lea también:  Trump deleita a sus seguidores al pasar en su limosina por donde protestan contra supuesto fraude

Cajamarca es el lugar donde más firmas has recolectado a pesar de que es una de las regiones donde más votos obtuvo Pedro Castillo, ¿a qué crees que se deba esto? 

Creo que hay mucho prejuicio. Siempre la gente nos dice que no vayamos a tal lugar porque nos pueden atacar. Siempre que nos dicen eso y ponemos una mesa, tenemos un apoyo multitudinario. En Huancayo, por ejemplo el apoyo también fue multitudinario. En parte, creo que esto se debió a que era la primera vez que se ponía una mesa abiertamente en Cajamarca. La gente en estos lugares se ha dado cuenta que hay que defender el estado de derecho. 

¿Cómo los persuades para que firmen? 

Creo que hay que hablarle a la gente de manera clara, sencilla, directa y sin demagogia. A veces me dicen que hay gente de tal sitio que no va a entender, que tengo que cambiar mi discurso, pero creo que es mentira. Todos los peruanos, en la costa, sierra y selva entienden si se les habla de manera clara. Lo que nosotros hacemos es explicar que una Asamblea Constituyente es poder absoluto. La constituyente a diferencia de una reforma de la Constitución, no tiene que respetar ningún límite. Puede eliminar límites a la reelección presidencial para establecer una dictadura, puede establecer una mordaza a la prensa, puede expropiar el dinero de las AFP. Además, mientras la constituyente trabaja, pueden intervenir otros organismos del Estado. Podría intervenir el Ministerio Público, Gobiernos Regionales. Yo creo que todos los peruanos entienden que el poder absoluto no permite una verdadera reforma del país. 

“El poder absoluto tiende a corromperlo todo. Yo sería hipócrita si dijera, el poder absoluto para los que piensan distinto a mí es malo, pero para mí es bueno”. Lucas Ghersi.                 Foto: El Comercio.

¿Por qué sería correcto recolectar firmas para impedir una Asamblea Constituyente, pero es incorrecto recolectarlas para promoverla? 

Creo que son panoramas distintos. Lo que hacemos y lo que hace Perú Libre es distinto. Nosotros recolectamos firmas para promover un proyecto de ley ciudadanos que se va a discutir en el Congreso. Lo estamos haciendo porque tenemos el derecho fundamental de promover un proyecto de ley ciudadano, este derecho está reconocido en el artículo 2 inciso 17 de la Constitución. Lo que quiere Perú Libre es forzar un referéndum saltándose el Congreso. El artículo 31 de la Constitución te dice que puede haber un referéndum sobre la reforma de la Constitución pero el artículo 206 te dice que ese referéndum antes tiene que pasar por el Congreso.

Lea también:  La guerra contra el olvido, por Andrés Romaña

¿Esta reforma que planteas estaría limitando los derechos de participación política de aquellos que desean impulsar una Asamblea Constituyente?

Sí los limitaría un poco, pero hay algunas restricciones a los derechos fundamentales que son justificadas. En este caso sería por un bien mayor que es evitar el poder absoluto. 

Si la derecha propusiera una Asamblea Constituyente, ¿también estarías en contra? 

También. El poder absoluto tiende a corromperlo todo. Yo sería hipócrita si dijera, el poder absoluto para los que piensan distinto a mí es malo, pero para mí es bueno, yo no quiero eso. Es una oposición de principio. La Constitución no es un par de zapatos que si no te gusta, te los sacas. Con la Asamblea Constituyente hay poder absoluto y no puede haber un debate verdadero sobre los cambios que necesita el país. Si yo te digo: debatamos sobre la eutanasia y sobre el aborto, pero también sobre las reformas de las AFP. Si yo junto un montón de temas ya no puede haber un debate racional porque, ¿cuál de los temas priorizas? No estamos defendiendo necesariamente la Constitución del 93 o el status quo porque necesita un montón de cambios. Sin embargo, esos cambios deben ser parciales para que haya un verdadero debate nacional. 

Suscríbase ahora para obtener 12 ediciones de Cosas y Casas por solo 185 soles. Además de envío a domicilio gratuito y acceso instantáneo gratuito a las ediciones digitales.