En realidad, nunca se fue. La primera vez que Alexander Neumann trabajó con nosotros fue hace 8 años. Tras ser recomendado por el mismísimo Mario Testino, Alex fue el encargado de una sesión de fotos que tuvo, del otro lado del lente, al modelo Franco Noriega. El resultado le encantó al fotógrafo y ese se convirtió en el punto de partida de una relación profesional que se ha mantenido y evolucionado a lo largo de los años.

Esta vez, en una edición que marca el décimo aniversario de COSAS Moda, Alexander Neumann colaboró con dos shoots y habló con nosotros acerca del vínculo que lo ha unido a nuestra casa en los últimos años.

Has participado en varias de las revistas del Grupo COSAS. ¿Cuál es una de las producciones que más recuerdas?
Además de la primera, con Franco Noriega, recuerdo mucho la que hicimos con Anahí de Cárdenas para COSAS Hombre. Fue una sesión muy sexy, muy atrevida y bastante divertida.

¿Hay mucha diferencia entre las producciones nacionales y las que realizar en el extranjero?
Últimamente no mucha. Las producciones nacionales se han modernizado y eso hace que ya no haya una gran diferencia en cuanto a styling o producción. En el exterior la diferencia está en que, al haber más diseñadores establecidos, hay más diversidad con la cual trabajar. Pero yo siempre estoy feliz con los trabajos que me ha tocado hacer acá, porque siento como si se tratará de producciones de afuera.

Ahora has hecho dos para la edición 20 de COSAS Moda. ¿Cómo te has sentido con eso?
Disfruté mucho del trabajo que hicimos con el arte porque me unió a amigos míos y fue divertido llevar conceptos de moda adentro de su creatividad. El resultado me ha gustado tanto que pienso tomar algunas de las fotografías para mi portafolio. Y en el Callao hicimos algo mucho más histórico con una modelo extranjera. Fue una experiencia buenísima.

¿Cómo sientes que ha cambiado la moda en el Perú en los últimos años?
Yo creo que definitivamente ha madurado. Lo que no quiere decir que hablemos de algo que envejece, sino todo lo contrario. La moda madura cuando empieza a haber diseñadores jóvenes que plantean propuestas alternativas y cuando, de alguna manera, rompen con la peruanidad (que se había convertido en una suerte de lugar común) y apuestan por ideas y diseños mucho más internacionales. Y no sólo eso: también, más allá del diseño y el concepto, se ha mejorado mucho en la calidad del acabado. Uno se puede dar cuenta en los shoots que, cuando la ropa es buena y de buen material, la modelo se siente más cómoda.

¿Qué te viene a la cabeza al pensar en COSAS Moda?
COSAS Moda es una revista que tiene una intención constante de renovarse. Me gusta que se muestre mi trabajo en su máxima expresión, tal y como se vería en una producción de afuera, y yo siento que se logra. Además, una revista lo hace su equipo y a mí me encanta el equipo que está detrás.