Khloé Kardashian confesó los problemas de imagen corporal con los que convive, luego de que se revelara accidentalmente una fotografía suya en bikini.

Por Arianna Gonzáles

La socialité respondió fuerte y claro a quienes la critican por retocar sus fotos.

Una foto sin editar , filtrada accidentalmente, volvió a poner en el ojo de la tormenta a la socialité estadounidense Khloé Kardashian. En ella, se le muestra en un pequeño bikini pero de una manera que ella considera “poco halagadora”.

Tras su publicación, los ataques de los haters no se hicieron esperar, lo que inició una lucha de la familia Kardashian porque la foto sea retirada de Internet.

Sin embargo, ante la avalancha de críticas, Khloé decidió usar sus redes sociales para responder fuerte y claro a quienes la acusan de retocar sus fotos y no cumplir a cabalidad la consigna de aceptación corporal con la que fundo su marca, Good American. 

Es así que, a través de su cuenta en Instagram, la hermana de Kim, compartió una foto semidesnuda sin ningún tipo de filtro, así como un par de videos donde se le ve levantandose el polo para mostrar su abdomen.

 

La descripción que acompañaba la publicación decía que aunque la imagen filtrada la revelaba sin filtros, la consideraba “hermosa”. Sin embargo, esa no es la manera en la que quería mostrarse a sus seguidores.

Esta negación a que se compartan fotos “reales” suyas nace, según palabras de la propia Khloe, de sus problemas de imagen corporal con los que carga desde hace años.

El mensaje de Khloé admite la presión de la que siente ha sido víctima durante toda su vida.

“Como alguien que ha luchado con la imagen corporal durante toda su vida, cuando alguien te toma una foto que no es halagadora (…) y luego lo comparte con el mundo; debo tener todo el derecho a pedir que no se comparta, sin importar quién seas”, dice en una de las imágenes

Lea también:  ¿Por qué los padres de Kate Middleton incrementan su fortuna en Halloween?

El drama continúa

La familia de Khloé le ha demostrado su apoyo y promete no parar hasta poder eliminar la foto de Internet.

Sin embargo, el drama continúa después de la enérgica respuesta de Khloe. Los abogados de su familia parecen estar dispuestos a hacer hasta lo imposible para que la foto desaparezca de la faz de Internet.

Su argumento se basa en que la dueña de los derechos de la imagen es la abuela de la Kardashian, quien presuntamente tomó la foto, por lo que es propiedad privada y su publicación es ilegal.

Lamentablemente, eso no es todo con lo que Khloe debe luchar, sino que tras admitir los retoques en sus fotos y el uso de ciertos ángulos para favorecerse, miles de usuarios en redes la acusan de ser una “farsa” y  de haber creado un millonario imperio desde el falso discurso de la aceptación corporal.

Ante esto, la empresaria declaró que no es perfecta, pero que trata de construir su vida  en base a la honestidad. Sin embargo, agregó que el público le ha impuesto “estándares imposibles de alcanzar” y que es la más duramente criticada por su cuerpo y sus acciones de entre sus hermanas.

Suscríbase ahora para obtener 12 ediciones de Cosas y Casas por solo 185 soles. Además de envío a domicilio gratuito y acceso instantáneo gratuito a las ediciones digitales.