Gillian Anderson es tan popular en Inglaterra que la quieren en cine, teatro, televisión y hasta entre sus nobles honorarios. La actriz, estadounidense de nacimiento, pero criada en Londres, es ahora una OBE, dama poseedora de una Orden del Imperio Británico (Orden of the British Empire) para extranjeros. 

Gillian Anderson en The Fall. La serie de la BBC es una de las más exitosas de la temporada.

La actriz, Scully de Los expedientes secretos X y Stella en The Fall, se encuentra actualmente en Davos, donde forma parte de la campaña #TaughtNotTrafficked, contra el tráfico de personas. Gillian Anderson es conocida, además de por sus emblemáticos roles, como una activista en favor de las mujeres. Tan solo unos días atrás protagonizó una campaña en favor de apoyar a la juventud con enfermedades mentales. La actriz recibe el OBE tras un 2016 de éxitos. Su año empezó con el estreno del revival de X Files. De críticas mixtas, el estreno superó en ratings incluso a la serie original en 1993, ganando fans antiguos y nuevos en todo el mundo. Gillian, por supuesto, incluso con David Duchovny como parte de la dupla protagonista, logró hacer sus propios titulares cuando FOX pretendió pagarle la mitad de lo que le ofrecieron al actor. Aunque la brecha entre los sueldos de actrices y actores no es novedad, como han declarado en diferentes oportunidades actrices de la talla de Jennifer Lawrence y Natalie Portman, sorprendió al ser en este caso entre actores que conforman una icónica pareja. Por supuesto, Anderson consiguió que igualaran la oferta. 

En “Un tranvía llamado deseo”, Gillian interpretó a Blanche DuBois, papel por el que se llevó el Lawrence Olivier a Mejor Actriz.

Otro gran logro del año fue la llegada a Broadway de su estremecedora interpretación de Blanche DuBois  en Un tranvía llamado deseo, estrenada durante el 2015 en Londres.  La mítica obra de Tennessee Williams fue llevada sobre las tablas por Benedict Andrews y tuvo a Anderson en el que es considerado uno de los máximos roles en el teatro. Tanto público como crítica especializada quedó a sus pies y Gillian incluso se llevó el premio Lawrence Olivier a Mejor Actriz. 

Lea también:  El día en que el príncipe Philip salvó a James Bond

El 2016 también vio el estreno de la tercera y final temporada de The Fall, serie de culto donde Gillian interpreta a Stella, una detective buscando justicia en medio de un agreste sistema judicial. Stella destaca por su increíble determinación, y por la peculiar relación que desarrolla con el asesino en serie que persigue. La serie es favorita de los críticos y permite a Anderson un despliegue singular de su talento. Durante el 2016 también se estrenó Sold, cinta que trata el tema del tráfico de personas y que involucró a Gillian en la lucha contra esta extendida práctica. 

Por otro lado, este año se estrena Viceroy’s House, cinta de Gurinder Chadha (Bend it like Beckham), donde interpreta a Edwina Mountbatten, esposa del último virrey inglés de la India, y activista por los derechos de la India y Pakistán durante el retiro de Inglaterra. Anderson además interpretará a Media en la película American Gods, uno de los estrenos más esperados este año. 

Ahora que la actriz es parte de la legión de extranjeros honrados por la mismísima reina, hay todavía una meta por alcanzar. Rumor originado en las redes que se convirtió en sueño de muchos, la pregunta queda pendiente: ¿podrá ser Gillian Anderson la siguiente James Bond?

 

Por Alejandra Nieto