Los duques de York se divorciaron en los 90, tras una década de matrimonio. Ahora, en los 2000, resurgen los rumores de una posible reconciliación después de que se fueran juntos de viaje oficial a Baréin.

Con motivo de la celebración del Gran Premio de Fórmula 1, Sarah Ferguson y el príncipe Andrés disfrutaron de unas cortas vacaciones en el reino de Bareín. La duquesa de York, tal y como lo ha contado en su propia cuenta de Instagram, se unió a su familia en el país a invitación del rey Hamad bin Al Jalifa.

En el viaje oficial se encontraba también la princesa Beatriz junto a su novio, el empresario italiano Edoardo Mapelli Mozzi. Si la joven pareja ha sido el objetivo de los medios británicos recientemente, es el ex matrimonio el que ha acaparado la atención por estos días.

Foto: @sarahferguson15

“Qué alegría ser invitada al Gran Premio de Baréin con el duque de York y Beatriz”, celebraba la duquesa en sus redes sociales, con el hashtag “tiempo de familia”. Los duques de York han demostrado ser una pareja que cuenta con una excelente relación. En numerosas ocasiones se les ha visto pasando tiempo juntos, en calidad de amigos.

Sin embargo, así sea usual verlos en compañía uno del otro, Ferguson fue invitada por el rey de Baréin como “pareja” del príncipe Andrés. Este hecho ocasionó que se vuelva a especular acerca del estado actual de su relación. ¿Habrá una segunda boda 23 años después de su divorcio?

Foto: @windsor.royal.family

Futuro incierto

El país británico se encuentra en la constante expectativa sobre el destino de la pareja real. Especialmente porque la duquesa es un personaje muy querido en el lugar. “Siempre han sido la pareja de divorciados más feliz que se ha conocido nunca. Pero ahora parece haber algo más entre ellos”, anunció un medio inglés a raíz del acontecimiento.

Lea también:  El escándalo de corrupción que ha puesto en jaque al rey de España

Lamentablemente, al menos por el momento, esta reconciliación es más un deseo que una realidad. Un portavoz de la duquesa de York ha desmentido la noticia: “Nada ha cambiado. Los dos continúan siendo buenos amigos”. Esta declaración apoyó la negación de Ferguson a principio de año, declarando que ella y el príncipe eran solo amigos cercanos.

Foto: @hrhthedukeofyork

Divorciados desde 1996, se especula que los duques no han retomado su relación debido a la oposición del duque de Edimburgo. Aparentemente, el royal no perdona a “Fergie” por haber avergonzado a la familia. Las famosas fotografías en las que un empresario le besa los pies en una piscina no han sido olvidadas.

No obstante, tras el nacimiento del tercer hijo de los duques de Cambridge, el príncipe Andrés pasó al séptimo puesto en la línea de sucesión al trono. Esto implica que no necesita permiso de la reina para casarse, ya que solo lo requieren los seis primeros. Desde entonces, se espera con ansias una reconciliación entre los duques de York. De suceder, harían historia como los primeros miembros de la familia real que se casan dos veces.