El próximo miércoles, el príncipe Philip de Edimburgo festejará su cumpleaños número 99 y fuentes reales han revelado cómo planea pasar ese día.

Por Redacción COSAS

Para nadie es un secreto que el esposo de la reina Elizabeth II es uno de los miembros de la Familia Real británica más desapegados al protocolo. Por esta razón, la actual crisis del coronavirus no ha alterado demasiado sus planes para celebrar su cumpleaños 99, el próximo miércoles 10 de junio.

Aunque se trata de una fecha especial el príncipe Philip no se planteó en ningún momento organizar una fiesta. Sabe que en las condiciones en las que vivimos el bullicio y la pompa podría causar gran revuelo. Por tal motivo se espera que pase su día junto a su esposa, en la tranquilidad que les proporciona el Castillo de Windsor, donde permanecen confinados desde el pasado mes de marzo. Se trata del periodo de aislamiento más largo que la pareja ha pasado allí del que se tiene registro.

Príncipe Philip duque de Edimburgo (3)

“El duque de Edimburgo es ‘característicamente taciturno’ sobre la ocasión y ha optado, como es su costumbre, por no hacer un escándalo”, reveló una fuente cercana a palacio. El mismo informante señaló que la longeva pareja disfrutará de un sencillo almuerzo para dos. De hecho, la única diferencia es que hablará por teléfono o videollamada con el resto de su familia. Entre ellos, el príncipe Charles, quien está en Escocia junto a la duquesa de Cornwall, los duques Cambridge desde Norfolk y Harry y Meghan, desde Los Ángeles.

Un hombre discreto

Se espera también que desde sus perfiles en redes sociales, los integrantes de la Casa Real le dediquen mensajes de felicitación, como dicta la tradición. Eso sí: la forma en la que el Palacio de Buckingham decida conmemorar una fecha tan especial, dependerá del estado de ánimo de Su Alteza Real. No obstante, tienen claro que el mantra del día es muy “discreto”. “No es una persona de armar alboroto, como saben”, agregó la fuente.

Lea también:  ¿Cuál será el primer trabajo real de Meghan Markle?

Desde que su retiro de la vida pública, en 2017, el duque de Edimburgo ha vivido en gran medida en la finca familiar ubicada en Sandringham, Norfolk, Inglaterra. Además de hacer breves visitas a Windsor y pasar una larga estancia de verano en Balmoral.

A su prima y amiga desde la infancia, Lady Myra Butter, no le sorprende que prefiera pasar ese día en la más estricta intimidad porque la edad o su retiro no han hecho más que reforzar su temple reservado. Por otro lado, la aristócrata de 95 años, que comparte con el duque a su tatarabuelo, el zar Nicolás I de Rusia, resaltó su agudo ingenio y su energía inagotable. “Sigue disfrutando del papel más importante de todos: apoyar a la reina”, declaró al diario británico “Daily Mail”

Príncipe Philip duque de Edimburgo (1)

“El secreto es que hace lo mismo que hacía antes, pero más despacio. Tiene una mente increíble, muy activa. Es un lector voraz, al que le interesan todo tipo de cosas. Tiene unos conocimientos muy amplios y estoy segura de que existe una conexión entre eso y su salud de hierro. Él es un enigma, de verdad. Conserva esa sed por aprender más. Todavía pinta, ve a sus caballos y se mantiene al tanto de todo en las noticias”, añade.

Cabe resaltar que en los últimos años el príncipe Philip ha sufrido de diferentes problemas salud, y que estuvo en el hospital justo antes de Navidad. Sin embargo, actualmente se sabe que está mucho mejor, a pesar de sentir los efectos de su avanzada edad.

 

Fotos: @queenelizabethii_, britishmonarchy