Durante la cuarentena, muchos no han podido conciliar el sueño. Pasar todo el día en el mismo lugar suele ser angustiante. Existen muchos motivos que nos quitan el sueño. Pero también existen trucos para conciliarlo. A continuación, una serie de recomendaciones para combatir el insomnio, descansar lo mejor posible y mantenernos saludables.

Por: Stephanie Jones

Hacer ejercicio cardiovascular

Lo ideal es realizar actividad física cardiovascular entre cuatro a seis horas antes de irte a dormir. Esto se debe a que el ejercicio acelera el corazón y eleva la temperatura corporal. El aumento de temperatura va a lograr que el termostato cerebral alcance al máximo y que después de un par de horas cuando empieza el proceso de pérdida de temperatura llegue el momento de máxima proclividad al sueño.

dormir

Duerme media hora menos

Un truco para tiempos de insomnio es reducir el tiempo de sueño en un 10%. Al estar un poco cortos de sueño, logramos reforzar el mecanismo homeostático del sueño. Otra recomendación es no quedarse en la cama todo el día ni dormir siestas. Las siestas son muy tentadoras, pero evitarlas te ayudará a dormir mejor y a incrementar tu bienestar. De hacer una siesta, que sea menor a quince minutos. 

Desconecta antes de dormir

Una recomendación es poner por escrito todo lo que nos genere ansiedad e incertidumbre en estos momentos, y así evitar pesadillas. Es importante escribir lo que te preocupa pero también incluir objetivos positivos que quisieras conseguir, y de qué formas poder alcanzarlos. Trata de sacar todos los pensamientos desordenados de tu cabeza y así a la hora de dormir no tendrás tanto que pensar, ni se interrumpirá tu sueño. 

Lea también:  La gastronomía peruana en cuarentena: una crisis que solo se supera en comunidad

dormir

Antes de irnos a dormir es importante alejarnos del tema de la crisis que estamos viviendo. Debemos dedicar tiempo a algo que no tenga que ver con el trabajo ni las noticias. Por ejemplo, podríamos leer un libro o ver una película. Otro consejo es antes de dormir no pensar en lo que nos preocupa, sino en todo lo que nos gusta y en nuestros seres queridos, así podremos alejar el estrés de nuestro sueño.

Estructura tus horarios

Esto suele ser más sencillo para aquellos que están trabajando desde casa, pero es importante que así no lo estés, establezcas una rutina. Lo ideal es realizar distintas actividades y destinar horarios a ellas. Aprovecha de organizar tus horarios como mejor se adapten a ti, puedes empezar tu día más temprano y acabar temprano, o levantarte más tarde y acostarte tarde.

dormir

Baja las luces

Durante las últimas horas antes de acostarte es bueno reducir la luminosidad y apostar por luces tenues. El celular y la televisión suelen emitir mucha luz, puedes bajarle la luminosidad. Por las mañanas es bueno exponernos a luz solar para que el cerebro comprenda que es de día, pero por la noche es al revés.