Pese a ser una boda real, la más esperada del año, algunos miembros de la realeza desentonaron con sus looks. Aquí repasamos los peores atuendos. 

Princesa Eugenie

los Royals peor vestidos de la boda de Harry y Meghan

La princesa Eugenie eligió un atuendo elegante, pero muy sencillo para el matrimonio del príncipe Harry Meghan Markle. El vestido azul claro era de Gainsbourg, el sombrero de Fiona Graham y los zapatos Valentino.

Eugenie se casará en octubre de este año con el empresario Jack Brooksbank, por lo que se cree que esperará a ese momento para lucir un atuendo realmente impactante.

Princesa Beatrice

Su hermana, la princesa Beatrice, usó un vestido turquesa de Roksanda Viola de corte midi, mangas largas y onduladas, y pequeñas perlas para la boda del príncipe Harry y Meghan Markle. Aunque el vestido era bonito, este no favorecía en nada su silueta.

Además, el vestido ameritaba el uso de un sombrero. Si bien la princesa sí llevaba una suerte de tocado de Stephen Jones, no optó por uno de tipo tradicional. Quizás quiso pasar más desapercibida que en el matrimonio del príncipe William y Kate Middleton, cuando utilizó un fascinator poco favorecedor y muy criticado.

Las princesas Eugenie y Beatrice en la boda del príncipe William y Kate Middleton, en 2011.

Camilla Parker-Bowles

La esposa del príncipe Carlos (derecha) llevó un vestido abrigo rosa de Anna Valentine, quien también la vistió para su boda con el príncipe Carlos, en 2005, y para el matrimonio del príncipe William y Kate Middleton, en 2011. Lo más llamativo fue el gran sombrero de plumas de Philip Treacy, el cual competía con su llamativa gargantilla de perlas.

Camilla Parker-Bowles suele usar tocados llamativos, como los que usó el día de su matrimonio con el príncipe Carlos.