¿Compraste el vestido perfecto para pasar Año Nuevo y no puedes esperar a la siguiente fiesta para volvértelo a poner? No es necesario esperar tanto.

Por Redacción COSAS

Aquello de que hay prendas que funcionan solo de noche es algo que ha quedado varias temporadas atrás: y es lógico, porque tales parámetros no tienen cabida en un clóset eficiente y funcional, ni en un consumo inteligente que busca sacar más provecho a menos productos. Los looks más interesantes son aquellos que pueden pasar fácilmente del día a la noche con unos cuantos toques de accesorios, maquillaje y creatividad. En ese sentido, compartimos algunos trucos para llevar tus piezas festivas de manera más casual.

Vestidos de tiras o “cami”

Son ligeros, cómodos y fáciles de usar. Es verdad que este tipo de vestidos suelen tener un punto sexy que podría parecer difícil de combinar con las distintas actividades diurnas. Puedes bajarle el tono con un tshirt blanco abajo o con un kimono fresco encima. El calzado es clave: nada como unas loafers, unas sandalias chatas o ballerinas para relajar el look. Y nunca subestimes el poder de combinación de un par de zapatillas. 

moda cami look

Prueba un vestido slip sobre una camisa o camiseta para hacerlo más diurno.

Seda o satén

¿Quién dice que estas telas son solo para la noche? El día también necesita un poco de brillo. Prueba mezclarlas con una prenda de punto o crochet, o si quieres ser más cauta (y sport), con una camiseta plana de algodón. Aprovecha para hacer combinaciones de color interesantes. Además, sigue la premisa anterior y elige sandalias y zapatos bajos y casuales, o zapatillas.

vestido seda

El mismo principio aplica a los vestidos con brillo. Usar zapatillas o sandalias chatas también le otorga a la prenda un aire más casual.

Maxivestidos

Hace rato que los maxivestidos se han adueñado de todas las temporadas. Si optaste por un vestido largo y vaporoso, o por un wrap dress para recibir el nuevo año, seguramente será fácil adaptarlo a tu día a día. Puedes llevarlo con un chalequito de denim o de punto. También puedes optar por una correa informal o una riñonera como principal accesorio del look. O, por el contrario, si el vestido originalmente lleva un cinturón que lo hace más ceñido, llévalo suelto durante el día, a manera de túnica: estarás más cómoda y encontrar dos versiones de una misma prenda siempre es útil y divertido.

maxi vestido

Los maxivestidos son las prendas más versátiles: funcionan bien de día y de noche dependiendo de los accesorios.

 

Lea también:  Contra todo: marcas de Ivanka Trump logran récords de ventas

Lentejuelas

Dependiendo de cuán cómoda sea la silueta de la prenda, un top o una falda de lentejuelas puede acompañarte en el día. Los paillettes grandes de acrílico son divertidos, y pueden verse bien con denim o con pantalones de tela a la cintura; un tshirt o una blusa planas y sencillas sobre una falda de lentejuelas dejan el protagonismo donde tiene que estar. Además, llamar la atención nunca estará  mal.

lentejuelas de día

Combinada correctamente, hasta una prende de lentejuelas puede verse muy bien de día.