Fiel a su cita anual, el Nobel de Literatura está de regreso en la clínica Buchinger de Marbella, en España, un espacio en el que la gran mayoría de famosos acude para realizar exclusivos tratamientos detox.

Tras un relajante viaje por las islas Maldivas junto a su novia, la socialité filipina Isabel Preysler, Mario Vargas Llosa (82) está de regreso a su vida en España. Sin embargo, antes de embarcarse de lleno a su rutina intelectual, el Nobel de Literatura acudirá a su impostergable cita rejuvenecedora en la clínica Buchinger, en Marbella.

“Fiel a esta cita anual, el escritor se somete estos días a un estricto tratamiento depurativo, basado en la frugalidad gastronómica, largos paseos matutinos junto al mar, mucha lectura y pocas salidas nocturnas”, cuenta el diario La Rioja sobre la rutina del Nobel.

How do you like to refresh yourself on hot days? ☀️ Summer is in full swing and with rising temperatures comes the need for everyone, to stay well hydrated. . To jazz it up a bit, try a fruit infused water. Apart from being delicious and refreshing in taste, infused water is loaded with nutrients that are essential during summers to beat the heat. . Infused water is natural and healthy and will leave you feeling energized and refreshed. Choose fruits, herbs or even vegetables to your taste, add into water and enjoy! 🍹 . Which combination do you love the most? . Many thanks to Monika Grabkowska for this great shot! #infusedwater #fruits #summer #detox #delicious #food #summerdrink #BuchingerWilhelmi

A post shared by Buchinger Wilhelmi (@buchingerwilhelmi) on

Esta no es la primera vez que Vargas Llosa acude al establecimiento terapéutico. El Nobel, incluso, ha realizado un discurso recomendando la clínica -que se encuentra en la web oficial de Buchinger Wilhelmi-: “Estuvimos dos semanas y la experiencia fue extraordinaria. La experiencia superó todo aquello que yo le había oído a nuestra amiga Carmen Balcells”, contó el Nobel, quien acudió por una recomendación de su ex agente literaria. 

En total, Vargas Llosa ha visitado el espacio más de veinte veces y, desde el 2017, asiste en compañía de su novia, Isabel Preysler. 

Visita detox 

Buchinger Wilhelmi es una cadena de clínicas terapéuticas exclusivas con sedes en Alemania y España. El propósito de estas clínicas -que siguen el método Buchinger- es brindarle a los pacientes -multimillonarios y famosos, en su gran mayoría- un espacio para ayunar. 

Más allá de ser un espacio de ayuno convencional, este lugar busca fortalecer la estabilidad emocional del paciente conectándolo con su yo interior: apoya el manejo del estrés y estimula la creatividad a través de exclusivos métodos que integran nutrición y dietética, tratamientos corporales, ejercicio físico, inspiración, belleza y coaching personal. 

Massumeh

Según el diario El Español, a la par de su visita a la clínica Buchinger Wilhelmi, la célebre pareja también “acude cada semana a un exclusivo centro de belleza de Madrid para realizarse diversos tratamientos anti-aging“.

Tanto Mario Vargas Llosa como Isabel Preysler son clientes estrella de Massumeh, un espacio en donde se encuentran los productos cosméticos más lujosos de España. “Allí acuden puntualmente a su cita semanal. Citas que se realizan bajo la más estricta intimidad, puesto que cierran el establecimiento para ellos”, cita el diario español. Además, se sabe que Isabel Preysler es amiga cercana de las iraníes Massumeh y Nasrin (madre e hija), dueñas del famoso centro de belleza. 

La tienda es famosa por sus productos anti-edad (que también utilizan celebrities como Penélope Cruz). Justamente, la crema anti-edad es uno de los básicos del Nobel de Literatura y su novia. 

“Otro de los secretos de belleza mejor guardados de la pareja es precisamente una crema anti-edad elaborada con caviar, rica en proteínas y minerales, que tiene una acción más potente y avanzada que las que había hasta ahora en el mercado”, cita El Español. Según el diario, un frasco de 50 ml de este producto tiene un precio de 426 euros.