Meghan Markle “tiene todo bajo control” a poco más de una semana para su boda con el príncipe Harry, según una de sus amigas. Está muy contenta de que sus padres vayan a viajar al Reino Unido. 

Meghan Markle está dedicada exclusivamente a los preparativos de su boda este 19 de mayo. Amy Pickerill, la recientemente nombrada asistenta privada de la novia, está manejando su ocupada agenda, mientras que un ejército de otros profesionales la están ayudando con todas las tareas pendientes. 

https://www.instagram.com/p/BfeQEp-FsfH/?tagged=amypickerill

Meghan Markle ya tuvo la prueba final de su vestido y está muy contenta con el resultado, según Vanity Fair. Se cree que el vestido sería de Ralph & Russo, que costaría 100,000 libras esterlinas (S/440,000) y que lo pagaría la familia real británica. 

La novia ha sacado cita con Nichola Joss, en quien confía para hacerse faciales. Joss es reconocido por los masajes intrabucales para levantar y esculpir el músculo. También ha reservado a su manicurista para que vaya la próxima semana al Palacio de Kensington. Su trabajo tendrá que ser minucioso, pues habrá muchas fotos de primer plano cuando Meghan Markle y el príncipe Harry intercambien alianzas en la iglesia. 

Meghan Markle también ha estado entrenando en el Palacio de Kensington y en Heartcore Pilates con su amiga e instructora, Heather Dorak. “Meghan ha estado haciendo ejercicio para vencer el estrés”, dijo una fuente a Vanity Fair. “Sale a correr alrededor del parque la mayoría de los días, y empieza las mañanas con un poco de yoga y meditación”. 

Tanto Meghan Markle como el príncipe Harry casi ya no toman para llegar en un buen estado de salud a la boda, pero se dice que ella bebe una copa de vino tinto por las tardes para relajarse. 

Lea también:  Sale a la luz el miembro Real acusado de racista por Meghan

Vanity Fair también señala que  Meghan Markle ya habría sacado cita con el famoso estilista de las celebrities, Miguel Pérez, para que la peine el día de su matrimonio, aunque él lo ha negado.

https://www.instagram.com/p/BiO4A_plqD_/?hl=en&taken-by=miguelmartinperezldn

 

Se dice que la novia ha planeado su matrimonio con su mejor amiga, la estilista canadiense Jessica Mulroney. Según una amiga de la ex actriz, Meghan Markle “tiene todo bajo control” y está muy contenta con la próxima llegada de sus padres, Thomas Markle y Doria Ragland, al Reino Unido. “Meghan no puede esperar para ver a sus padres y mostrarles su nueva casa”, señaló la fuente. No se sabe dónde se hospedarán los papás de Meghan.

No habrá un ensayo para la cena real, pero Meghan está preparando una serie de eventos discretos para sus padres. Habrá una reunión privada para que la familia real conozca a los padres de Meghan Markle. Sus padres pasarán un tiempo en Londres antes de viajar a Windsor, donde se llevará a cabo la boda.